04 de diciembre de 2012
04.12.2012

Altea lucha para que la cala del Soio se convierta en Paraje Natural

Un juzgado dictamina que el Ayuntamiento tiene razón al paralizar las obras del Portet de l'Olla suspendidas cautelarmente por el TSJCV

04.12.2012 | 01:00
La Guardia Civil y la Policía paralizan los trabajos en el puerto.

La Cala del Soio, ubicada en la frontera entre las partidas Cap Negret y Olla de Altea, es uno de los espacios merecedores de especial protección del municipio. Y el Ayuntamiento lleva años empecinado en preservarlo a toda costa contra viento y marea, enfrentándose incluso a la Consellería de Infraestructuras que en 2011 autorizó al concesionario del Portet de l'Olla, Vincelem 2006, S.L., el cambio de emplazamiento de su bocana desde su posición actual frente a levante a la zona que da al sur. El 3 de febrero de ese año, el Ayuntamiento paralizó las obras apoyado por todos los vecinos, y posteriormente el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana suspendía "cautelarmente" dichas obras tras presentar el Ayuntamiento alteano un recurso contencioso-administrativo frente a la resolución del director general de Puertos de la Consellería de Infraestructuras por la que se autorizaba el cambio de emplazamiento de la bocana del puerto.

Ayer, la concejala de Urbanismo, Carolina Punset, dio a conocer la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Benidorm dictaminada hace diez días por la que resuelve que el Ayuntamiento actuó correctamente cuando paralizó las obras, "por no tener licencia municipal". Punset señaló que el concesionario "pretendía sortear esa obligación, alegando que era una obra de naturaleza portuaria que no requería licencia de la autoridad municipal, solo la autorización de Consellería", y añadió que con esta sentencia del Juzgado de Benidorm "tenemos más probabilidades de que finalmente el TSJ nos dé la razón y se prohíba definitivamente cualquier obra en el 'Portet' o en los aledaños de la Cala del Soio, un espacio natural que debemos proteger por encima de todo".

Punset aseveró que uno de los parajes naturales más amenazados de Altea "ha sido y es por su fragilidad el conjunto patrimonial de la Cala del Soio y la Illeta de l'Olla. Tanto los vecinos como el propio Ayuntamiento son conscientes del valor medioambiental de este espacio y de que debe ser objeto de especial protección". La edil recordó que en la legislatura pasada el Ayuntamiento tramitó ante la Consellería de Medio Ambiente la petición para poder declarar las formaciones geomorfológicas y sus yacimientos paleontológicos como "Monumento o Paraje Natural Municipal". La tramitación sigue su curso.

Un afloramiento volcánico de 225 millones de años
La Cala del Soio es uno de los tres únicos afloramientos volcánicos existentes en la Comunidad Valenciana, junto al de las Islas Columbretes y el de Cofrentes. Según los investigadores científicos, el afloramiento de la Cala del Soio tiene 225 millones años de antigüedad y en ella también existen diversos yacimientos arqueológicos submarinos. En la década de 1960 se construyó junto a la cala el embarcadero conocido como "Portet de l'Olla" con capacidad para 36 embarcaciones de 6,5 metros de eslora. La cala ha sufrido diversos intentos de urbanización que no han llegado a término por la decisiva defensa de su entorno llevada a cabo por los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook