21 de noviembre de 2012
21.11.2012

Navarro mediará para intentar que no desahucien a 14 familias

Solicita a los bancos una moratoria para evitar que los afectados queden en situación de desamparo social

21.11.2012 | 01:00
Navarro, Rubén Martínez y Encarna Llinares, anunciaron ayer las medidas en la sede del PSOE.

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, ha decidido tomar parte activa para intentar que el drama de los desahucios dé una tregua a las familias de la ciudad que están a punto de perder su vivienda. Hoy reunirá a 22 entidades bancarias con sede en la localidad con las que tiene previsto abordar diversas cuestiones relacionadas con este tema. Y, entre otros aspectos, intentará mediar para paralizar o posponer el desalojo de 14 hogares de Benidorm a los que el juzgado ya les ha comunicado que serán desahuciados de forma inminente.

El primer edil explicó ayer que el área municipal de Bienestar Social ha realizado expedientes en estos 14 casos y ha concretado que el abandono de sus viviendas supondría un caso de "desarraigo y exclusión social que nosotros vamos a intentar evitar por todos los medios". En este sentido, avanzó que su intención pasa por que las entidades que han solicitado el desahucio den "una moratoria de varios meses" antes de hacer efectivo el lanzamiento judicial. "Sería un plazo prudencial, durante el cual el Ayuntamiento puede ayudar a los afectados a buscar una vivienda social o un trabajo con el que poder afrontar sus deudas e impedir que esta gente tenga que irse a vivir debajo de un puente. Es lo mínimo que podemos hacer", manifestó Agustín Navarro.

Durante su comparecencia, el alcalde de Benidorm expresó ayer su "preocupación" por este tema. Y, atendiendo a los datos aportados, no es para menos. En el año 2011, los dos partidos judiciales de la Marina Baixa ejecutaron un total de 662 desahucios, 430 en el de Benidorm -que engloba a los municipios de Benidorm, l'Alfàs del Pi, Altea y Finestrat- y otros 232 en de La Vila Joiosa, al que están adscritos el resto de municipios de la comarca. Los datos fueron presentados ayer por la senadora del PSOE Encarna Llinares y derivan de un balance del Ministerio de Justicia, según el cual casi el 11% del total de lanzamientos judiciales que se realizaron el pasado año en la provincia de Alicante -6.057- correspondieron a una vivienda ubicada en la Marina Baixa.

Apoyo legal
Aunque muchos de los afectados por la pérdida de su vivienda recurrieron al Consistorio en busca de ayuda, el alcalde reconoció ayer que aún existe "un enorme desfase entre el número real de familias que están sufriendo este problema y los casos que nos llegan a nosotros". Por este motivo, anunció que entre las medidas que el PSOE pretende poner en marcha figura la creación de una oficina municipal de mediación en el área de Bienestar Social, que empezará a funcionar como tal el 1 de diciembre y que dependerá directamente de la Alcaldía.

En ella se ofrecerá "asesoramiento financiero" y también habrá "un jurista para evitar que las personas desahuciadas tengan que litigar con las entidades bancarias", además de "un trabajador de la Agencia de Empleo Local" que tratará de buscar trabajo a los afectados de forma prioritaria frente a otros desempleados del municipio. "De lo que se trata es de intentar salvar a los perjudicados de una clara situación de desarraigo y, al día siguiente, intentar buscarles un trabajo para que puedan ponerse al día en sus deudas", afirmó el alcalde, quien, eso sí, aclaró que todo este trabajo "se realizará con personal municipal propio y sin recurrir a más contrataciones externas".

"El Ayuntamiento puede hacer muchas cosas por esas familias", señaló ayer Navarro, tras lo cual recordó la orden dada el pasado lunes al intendente jefe de la Policía Local para que ningún agente de este cuerpo participe en un lanzamiento judicial sin conocimiento y autorización expresa del propio edil. "Esta es una medida que entendemos justa pero no se debe malinterpretar: si el juzgado dictamina un desahucio a una persona que tiene cuatro casas y no paga ninguna o en un caso de seguridad y salud pública como el de hace unos meses en la calle Lepanto, la Policía Local acudirá", explicó el primer edil. "Otra cosa es en el caso de personas que han perdido su trabajo por la crisis y no tienen forma de pagar sus hipotecas... Ahí colaboraremos en todo lo que se pueda", añadió.

Fondos en entidades bancarias
Ahora bien, la colaboración con el ciudadano anunciada ayer por Navarro no llevará al Consistorio a realizar otras medidas más drásticas de cara a los bancos, como la retirada de depósitos municipales en las entidades que ejecuten desahucios que ya han adoptado ayuntamientos como el de Vigo o Santa Cruz de Tenerife. El alcalde de Benidorm indicó que "el primer paso será el diálogo con los bancos" y manifestó que su gobierno "no descarta ninguna otra medida de presión". Pero, en este punto, recalcó una observación: "Hoy en día todos los bancos desahucian. Si quitas el dinero de esos bancos, ¿dónde lo llevas?", dijo. "Nosotros no vamos a premiar a ninguna entidad financiera que no colabore en el tema de los desahucios, pero de ahí a retirar los fondos hay un mundo", agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído