20 de octubre de 2012
20.10.2012

Bebés de uno en uno

La crisis y los avances en las técnicas de reproducción asistida reducen a la mitad el número de partos gemelares en la Marina Baixa en los últimos cinco años

20.10.2012 | 02:00
Embarazadas en la sala de monitores del Hospital.

Aunque las consecuencias más palpables de la crisis son económicas y laborales, la coyuntura está afectando a todos los niveles sociales y uno de estos cambios es que ahora los bebés vienen de uno en uno y no de dos en dos. Los partos gemelares en la Marina Baixa se han reducido a la mitad en los últimos cinco años y uno de los motivos es precisamente la incertidumbre económica porque "más del 90 por ciento de los partos gemelares se deben a técnicas de fecundación in vitro" y éstas "están cayendo porque se trata de un proceso muy costoso", según destacó el Jefe de Pediatría del Hospital Marina Baixa, Juan Pérez.
"Los españoles están teniendo menos hijos por la situación económica", indicó el responsable médico. Las cifras así lo confirman y es que los partos en lugar de crecer han bajado y en el último lustro han pasado de producirse unos 1.400 alumbramientos al año en la comarca a no llegar a los 1.200 partos.
Las clínicas de reproducción asistida hablan además de la mejora en las técnicas de fertilidad como principal causa de este descenso. "Las técnicas de fecundación son cada vez más avanzadas y están más perfeccionadas, siempre buscamos minimizar la posibilidad de un embarazo múltiple porque acarrea más riesgos y complicaciones", explicaron desde una de las principales clínicas reproductivas de la marina Baixa, el Instituto Bernabeu. "Se ha mejorado la efectividad de la fecundación in vitro y se ha reducido el número de óvulos que se fecundan" para disminuir así las probabilidades de que prospere más de un embrión, pero, sin embargo "con mayor índice de éxito", según puntualizaron, gracias a los avances de la ciencia.
En esta clínica en concreto, aseguraron, que la caída de clientes en los años de la crisis ha quedado entre el 5 y el 10 por ciento, lejos de ese 50% menos de gemelos llegados al mundo. No obstante, otros centros en los que se realizan técnicas de reproducción asistida menores y no relacionadas directamente con los embarazos múltiples, como inseminaciones artificiales, sí han constatado que "de cuatro años para acá, se han reducido las parejas que recurren a tratamientos de fertilidad en un 50 por ciento", indicaron en el Instituto Ginecológico Marina Baixa. Lo que está claro es que si el bolsillo se resiente, los padres se lo piensan más.
En cualquier caso y sea como sea, tanto por la crisis como por la mejora en las técnicas de fertilidad, lo cierto es que la tendencia se ha invertido y después de una década, la primera de los 2000, en la que los niños que venían de dos en dos fueron en continuo crecimiento, el Hospital Marina Baixa ha registrado un descenso consecutivo en los partos de gemelos en los últimos tres años. Si tomamos la cifra más alta como referencia, la de 2006, en que se produjeron 25 partos múltiples, la diferencia es casi de la mitad, pues en 2011, han sido 13 los partos gemelares, situándose en los mismos niveles que a finales de los años noventa, antes del boom de la reproducción asistida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook