27 de septiembre de 2012
27.09.2012
Benidorm

Música celestial para San Jaime

La parroquia de San Jaime y Santa Ana financia la construcción de un órgano de tubos que llegará al templo el próximo octubre

27.09.2012 | 02:00
El órgano, casi acabado, en el taller donde se ha fabricado.

Hace cerca de ocho años, la Iglesia de San Jaime y Santa Ana de Benidorm inició una completa transformación. La reforma interior y exterior del templo, enclavado en el corazón de la ciudad y que representa el edificio religioso más antiguo y emblemático de la urbe turística, permitió a la iglesia mejorar los graves problemas de estructura que arrastraba desde hacía largo tiempo -grietas, goteras, humedades, etc.- y lucir impecable por dentro y por fuera. "Pero faltaba la guinda", como explicó ayer el párroco Luis López.

Para ponérsela, la parroquia inició hace ahora un año un proyecto encaminado a la construcción de un órgano monumental, encargado al Taller de Organería Acitores, ubicado en Torquemada (Palencia), y cuya fabricación ha concluido hace escasos días. Las piezas de este nuevo órgano, que será instalado en la tribuna del coro alto de la iglesia, empezarán a llegar a Benidorm en apenas dos semanas, con el objetivo de que todo el montaje esté finalizado de cara a la celebración de las próximas Fiestas Mayores Patronales del mes de noviembre, según indicó ayer el párroco de San Jaime y Santa Ana. En esa fecha, no obstante, aún no podrá utilizarse, puesto que apenas dará tiempo a realizar toda la afinación necesaria para un órgano de estas características.

Para su fabricación, la parroquia ha realizado una inversión de 332.000 euros, íntegramente aportados por los fondos de la propia parroquia. En este caso, como sí ocurrió con las obras de reforma, no se ha contado con financiación de ninguna administración pública puesto que, como explicó ayer Luis López, "era un proyecto nuestro y decidimos sacarlo adelante sin pedir dinero a nadie, porque llevábamos tiempo ahorrando dinero y pensamos que ésta sería una buena forma de invertirlo". No obstante, el párroco manifestó que también "ha llegado algún que otro donativo", ya que en su día se abrieron distintas vías de colaboración, como donativos particulares o la compra de "la tarjeta órgano" o un tubo musical valorado en 50 euros.

En concreto, se trata de un instrumento de tres teclados y pedal, con 46 registros y 1.990 tubos, que cuenta con la más moderna tecnología de programación, mediante un combinador electrónico de 10.000 memorias. Además de los 1.990 tubos sonoros -138 de madera y el resto de metal de estaño en diferentes mezclas-, el instrumento cuenta con otros diez tubos mudos de fachada. La pieza en su conjunto tendrá una altura de 6,40 metros por 5,5 metros de altura y un peso total aproximado de 6.800 kilogramos, según la información aportada ayer por el sacerdote, quien también destacó que la parroquia ha contado con el asesoramiento del profesor de música alicantino Miguel Bernal, que ahora ejerce en Madrid.

Concierto para Santa Cecilia
Aunque el montaje concluirá de cara a la segunda semana de noviembre, cuando se celebran las Fiestas Mayores, los planes que baraja la parroquia pasan por que el órgano pueda estrenarse en un concierto especial de inauguración de cara a la festividad de Santa Cecilia, patrona de la música y que se celebra el 22 de noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook