13 de octubre de 2011
13.10.2011

Al hospital sin salir de casa

La Unidad de Hospitalización a Domicilio de la Marina Baixa atiende a más de 900 pacientes desde su implantación en 2007

13.10.2011 | 02:00
En un patio soleado, Mónica y María José realizaron la visita médica a Andrea, aquejada de una enfermedad cardíaca.

Alternativa sanitaria. Tras cuatro años, la UHD del Hospital de La Vila es una alternativa asistencial consolidada que ofrece a pacientes agudos, crónicos y paliativos la posibilidad de estar hospitalizado en casa. Una nueva filosofía de trabajo que incide en el aspecto emocional e íntimo del paciente con la misma calidad en los tratamientos.

Al sol, en el patio de su casa de La Vila, Andrea, quien a sus 78 años sufre una patología cardíaca que la obliga a ser hospitalizada casi mes a mes, espera a su médico y a su enfermera. La Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital de La Vila Joiosa le permite pasar su larga enfermedad con su familia, en un entorno íntimo en el que establece además una relación especial con el personal sanitario. "Vamos sin bata, conocemos a los pacientes, a sus familiares y hasta al perro por su nombre. El abordaje al paciente no es el mismo que en el hospital, la complicidad y el nivel de confianza es mucho mayor", explica la coordinadora médica, Beatriz Massa.

Mónica y María José, la médico y la enfermera de Andrea, entran a su patio con todo el instrumental y saludando. "¡Qué guapa se ha puesto hoy!", son las primeras palabras que intercambian. Le toman las constantes, le preguntan sobre su estado, le colocan un gotero con un nuevo tratamiento y le dan algunas recomendaciones. "Ya me están echando el puro", bromea Andrea porque le han dicho que debe mantener más reposo.

La relación de afecto se ve en la distendida conversación entre profesionales y paciente. La calidad de los tratamientos es la misma pero el paciente controla su entorno. "El hospital supone una pérdida de intimidad y de identidad, aquí es el médico el que se introduce en el ambiente del paciente y no al contrario", indicó la coordinadora de enfermería, Laura Alepuz.

La visita médica transcurre, entre las anécdotas que cuenta Andrea, bajo la atenta mirada de Fifi, su cuidadora. "La labor del cuidador es fundamental, es el encargado de administrar la medicación y el interlocutor con el equipo médico", explica Massa. El cuidador es requisito indispensable para participar en el programa de atención a domicilio ya que el paciente debe estar vigilado 24 horas, pues su gravedad es suficiente para estar ingresado.

El servicio, que arrancó en 2007 y desde entonces ha atendido a más de 900 nuevos pacientes, está dirigido a enfermos en postoperatorio, con patologías agudas, crónicos y terminales. Un 42% son pacientes paliativos, que "están muy agradecidos" por poder pasar el final de la vida en casa. Es una "filosofía de trabajo", con los mismos profesionales sanitarios, pero con un grado más de "implicación y empatía", destaca Massa, ya que "el éxito no es siempre la curación, sino que el paciente esté tranquilo y conserve su identidad".

El servicio presenta su modelo en un congreso médico en Atenas
La UHD comarcal ha presentado su modelo de atención sanitaria en el X Congreso de la Federación Europea de Medicina Interna, que se ha celebrado en Atenas (Grecia). Más de 108 profesionales sanitarios de toda Europa han participado en este encuentro, que ha servido para actualizar y poner en común las experiencias sanitarias más novedosas a nivel europeo.

La coordinadora de la UHD, Beatriz Massa, ha destacado "la importancia de divulgar un modelo asistencial eficiente, con una cartera de servicios amplia y que potencia el protagonismo en el control y conocimiento de su enfermedad por parte del paciente", como es la hospitalización en casa. Massa explicó que el servicio asume todas las patologías que se pueden asumir en un hospital tradicional, para lo que cuenta con 4 médicos, 10 enfermeros, 2 auxiliares y 1 psiquiatra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook