03 de junio de 2011
03.06.2011
Para sellar un pacto

El PP ofrece a Amor vía notario 3 tenencias de Alcaldía y 3 concejalías

Los populares reservan a Pérez Fenoll la vara de mando como "candidato más votado"

03.06.2011 | 02:00
El popular Manuel Pérez Fenoll, el miércoles en la sede del PP.

Después de la más que infructuosa primera reunión mantenida la tarde del martes, y del duro cruce de declaraciones protagonizado el miércoles por sus dos candidatos, el Partido Popular de Benidorm dio ayer dar un paso adelante en su intento por lograr un acuerdo con el CDL que les permita a ambos auparse hasta el gobierno de la ciudad. El PP lanzó ayer públicamente una oferta en la que deja de antemano una cosa clara: Manuel Pérez Fenoll debe ser el futuro alcalde de un hipotético gobierno de coalición PP-CDL, por ser "el candidato de la fuerza política más votada de las dos". A cambio, y aquí viene la novedad, los populares ofrecerían al partido liderado por Gema Amor tres concejalías a su elección, tres tenencias de Alcaldía y, además, la "incorporación íntegra" del programa económico y de empleo de su expresidenta al plan de gobierno municipal para los próximos cuatro años.

Si bien la propuesta no sería tan generosa como las que se han materializado estos días en otras localidades cercanas -como en Dénia, donde los populares con nueve ediles darán al Centre Unificat, que tiene dos, un total de seis concejalías- sí es un primer paso en las hasta ahora más que encontradas exigencias de unos y otros. Como ya publicó días atrás este diario, la única vez que representantes de PP y CDL se han sentado oficialmente a hablar, el debate no ha ido más allá de un único cargo: la Alcaldía. Los populares no contemplan otra posibilidad que no pase por que sea Pérez Fenoll quien presida la corporación; mientras, el CDL insiste en dos cosas diametralmente opuestas: por un lado, la cabeza del alcaldable popular, aunque dicho con otras palabras: "que el PP busque a su candidato una salida digna en Alicante, Valencia o Madrid"; y, por otro, que su líder, Gema Amor, detente la vara de mando.

La oferta hecha pública ayer por el PP local se adoptó en el transcurso de una ejecutiva convocada con carácter extraordinario durante el mediodía. Sin embargo, al cierre de esta edición, ésta aún no había sido comunicada formalmente a la candidata del CDL, como confirmó la propia Amor, quien por ello prefirió no pronunciarse al respecto hasta tener la proposición encima de la mesa. La alcaldable del partido centrista, sin embargo, anoche se reunió con su equipo de confianza para tratar diversos asuntos, donde casi con toda seguridad, la maniobra del PP fue uno de los temas estrella. Además, hoy comparecerá públicamente para "valorar el estado de las negociaciones con otros partidos políticos de cara a la formación de un nuevo gobierno municipal", según la convocatoria remitida ayer por su gabinete.

Los 11 electos y un acta notarial
Fuentes populares explicaron ayer que, el no haber dado aún traslado de la proposición de su ejecutiva a Gema Amor, responde al hecho de que los once concejales electos del Partido Popular acudirán hoy al despacho de un notario de Benidorm para firmar este ofrecimiento ante el fedatario. Tras la firma y, una vez validado, será cuando lo remitan a los ediles del CDL, a la espera de una respuesta que permita, o no, avanzar en la negociación.

La forma de elección de las competencias, la única incógnita
La oferta lanzada ayer por los populares a Gema Amor se adoptó "por unanimidad" del comité ejecutivo local de Benidorm. La única duda surge, sin embargo, en el modo en el que la líder del CDL y sus otros dos ediles podrían elegir las concejalías a gestionar. Aunque el comunicado oficial no concretaba cómo será el reparto, este diario pudo saber ayer que la opinión más generalizada es que la elección no se realizara en bloque, sino que se consensuara de tal manera que Amor fuera la primera en elegir competencia y, a partir de ahí, se realizada de forma consecutiva: la segunda y la cuarta para el PP; y la tercera y la quinta para el CDL. A partir de ahí, el resto de competencias que quedaran libres tras la elección de los centristas, se repartirían entre concejales del PP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas