06 de abril de 2011
06.04.2011
Benidorm

Aqualandia quiere comprar Terra Mítica antes de agosto

Los nuevos gestores ofrecen al Consell y a las cajas quedarse con el parque coincidiendo con el primer año de su gestión

06.04.2011 | 02:00

Comprar el parque temático Terra Mítica de forma inminente. La empresa benidormense Aqualandia SA, nueva gestora del complejo de ocio de Benidorm, ha ofrecido a los máximos accionistas del parque -Generalitat Valenciana, CAM y Bancaja- acelerar su opción de compra para sellar la operación antes del próximo mes de agosto, cuando se cumplirá el primer año de su gestión al frente del recinto de ocio. Así lo confirmaron ayer a este diario fuentes de la nueva dirección, quienes mostraron su propósito de quedarse con la propiedad de Terra Mítica "desde ya", sin ni siquiera esperar a ver cómo evoluciona el parque en el inicio de esta nueva temporada, cuyo calendario arranca el sábado 16 de abril.
La operación para descapitalizar de dinero público el complejo de ocio de Benidorm está valorada en cerca de 75 millones de euros, la cantidad equivalente a la deuda que Terra Mítica arrastra en la actualidad. Aqualandia ya adelantó a la Generalitat 15 millones a cuenta el pasado año, poco después de ser elegida para llevar las riendas del parque durante los próximos diez, mediante un contrato de alquiler de industria que conllevaría el pago anual de un canon por valor de 1,6 millones, más una cantidad variable de entre el 2 y el 4% en función de los ingresos al final de la temporada. El contrato establecía, además, la opción de que Aqualandia se hiciera con la propiedad del complejo a partir del segundo año de gestión, aunque la empresa quiere acelerar todo lo posible este trámite para poder desarrollar al cien por cien su proyecto de parque sin tener que depender de los accionistas mayoritarios.
La oferta de Aqualandia para comprar ya el recinto de ocio de Benidorm cuenta desde el inicio de sus relaciones con el beneplácito de los socios, si bien ahora se presenta todavía más viable atendiendo a la situación financiera por la que atraviesan los máximos accionistas. La Generalitat lleva años sin esconder su interés por salir del accionariado del parque y ahora, más que nunca, la venta de su parte insuflaría fondos a una hacienda pública más que deficitaria y sin apenas liquidez para poder atender pagos básicos, como a Correos, subvenciones a pensionistas o la limpieza y el suministro de material de oficina a sedes judiciales o administrativas. Y lo mismo ocurriría con la CAM, que tras provisionar junto a Bancaja cerca de 150 millones para enjugar pérdidas históricas que arrastraba el parque, ahora atraviesa una de las peores situaciones de la historia: sola tras la ruptura del SIP, con una morosidad del 8,7% y con el Banco de España barajando la opción de dividirla y vender sus activos; frente a la situación de Bancaja, ya alineada de lleno junto a Caja Madrid y otras cajas menores, bajo los designios del nuevo banco, Bankia.
Fuentes de la dirección del parque temático incidieron ayer en que la oferta de compra inminente ya fue presentada en su día, incluso antes de sellar el acuerdo con el Consell para gestionar inicialmente el complejo en régimen de alquiler. Y lo mismo señaló desde el primer momento el máximo accionista de Aqualandia, Gerorges Santa-María, cuando presentó una inversión de 15 millones de euros para mejorar el parque durante las tres próximos años. "Sería una locura invertir tanto dinero en una empresa si no tienes intención de quedártela", reflexionaron ayer fuentes del complejo, quienes mostraron su deseo de poder concretar cuanto antes los términos de la compra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook