24 de octubre de 2010
24.10.2010

De vinos con hadas y da Vinci

24.10.2010 | 02:00
Los escritores conversan antes de iniciar la cata.

Encuentro literario en Benidorm. Los escritores Javier Sierra y Espido Freire comparten con el presidente de la Federación de Sumilleres de la Comunidad Valenciana una jornada literario-gastronómica en un destino "de contrastes" que dijeron busca "la excelencia".

Hadas y personajes de los cuentos de nuestra infancia degustaron ayer, junto a los secretos escondidos en los cuadros de Leonardo da Vinci y Velázquez, una cata excepcional de vino en la jornada "Los sentidos del arte" celebrada en el hotel Asian Garden de Benidorm, que tuvo como protagonistas a los escritores Espido Freire y Javier Sierra, y al sumiller Francisco Cano, presidente de sumilleres de la Comunidad Valenciana. El encuentro se enmarcó dentro de la jornada "Los Cinco Sentidos", organizada por Erudita Comunicación, que abre un ciclo itinerante por toda la geografía española con el objetivo de acercar la cultura a la sociedad desde una nueva perspectiva: Encuentros entre intelectuales y el público interesado en su trabajo. La primera cita la abrían ayer en Benidorm los dos escritores con un grupo de 25 personas con los que pudieron intercambiar opiniones sin la distancia del papel.
Antes de comenzar la jornada, ambos escritores resaltaron la singularidad del municipio. Un lugar "de contrastes" con parajes "idílicos", como dijo Sierra, que "busca poco a poco avanzar en la excelencia para cambiar los parámetros existentes hasta ahora", según añadió Freire, quien además reconoció "haber aprendido a encontrar la belleza en lo que otros consideran una aglomeración de vidas unas sobre otras", en alusión a la verticalidad urbanística de Benidorm.
Después comenzó lo que para Javier Sierra era "un desafío, una aventura de lujo" en la que se enfrentaba "cara a cara" con sus lectores, desvelándoles sus investigaciones y descubriendo al tiempo lo que ha quedado en ellos de sus novelas. Para Espido Freire, sin embargo, más que una aventura fue "una clase íntima que gracias a esta iniciativa cultural se consigue unir a 25 personas totalmente diferentes con intereses comunes, creando un espacio de intercambio que obliga al escritor a dar lo mejor de sí mismo". Al acto acudieron personajes vinculados con la cultura de Benidorm así como otros llegados de distintos puntos de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine