09 de septiembre de 2010
09.09.2010
Benidorm

Denuncian a la promotora del edificio InTempo por presunta estafa y apropiación

Tres propietarios acuden a la Comisaría de Benidorm para poner de manifiesto que la empresa nunca les entregó los avales y depositó su dinero en cuentas y entidades distintas

09.09.2010 | 02:00
El edificio InTempo, en obras, en una imagen de ayer.

Tres propietarios de viviendas del edificio InTempo de Benidorm han denunciado a la empresa promotora del inmueble por la presunta comisión de un delito de estafa, apropiación indebida y fraude fiscal. La denuncia se formuló en la Comisaría hace dos años y la causa se encuentra ahora en proceso de instrucción judicial. De hecho las declaraciones de los imputados han sido señaladas en dos ocasiones, pero no han llegado a celebrarse por diferentes motivos. La primera fecha fue el pasado 13 de julio y la segunda el pasado 9 de septiembre, según consta en la documentación judicial. Ahora, las partes están a la espera de que se señale una nueva fecha.
Los tres demandantes adquirieron sus viviendas en el bloque en abril de 2007 y una cuarta vivienda a nombre de los tres en la misma fecha. Los denunciantes son tres hermanos que hasta el momento de acudir a la Comisaría de Benidorm habían entregado a cuenta 490.736 euros a la promotora, Olga Urbana, según figura en la propia denuncia.
Los tres propietarios habían solicitado en repetidas ocasiones a la empresa que les entregase los avales por dichas cantidades, como se estipula en la ley. Según éstos, la promotora no les hizo caso y nunca les mostró los avales que reclamaban, po lo que decidieron comenzar sus investigaciones por su cuenta. Fruto de ellas detectaron que las cantidades que habían estado pagando se habían depositado en varias cuentas y entidades de crédito distintas a la que deberían haber sido ingresadas, lo cual está tipificado como delito de apropiación indebida "por haber abusado de la confianza de los compradores y haberse apropiado del dinero recibido para desviarlo de su destino legal y dedicarlo a atenciones diferentes".
Pero además, en la denuncia se pone de manifiesto, según los tres propietarios, que la empresa promotora Olga Urbana les exigió que entregasen en el momento de la firma del contrato de compraventa una cantidad que oscilaba entre los 14.500 y 25.700 euros en efectivo a cada uno. "Se trata de una suma exigida fuera del contrato, o como coloquialmente se conoce 'dinero negro'" se especifica en la denuncia. La denuncia se dirige contra tres personas, administradores de la mercantil.
En la demanda se advierte además que la gravedad de los hechos "es notoria" por su importancia económica ya que "existen múltiples compradores afectados". Para ello, los demandantes aluden a las declaraciones hechas en prensa por los administradores de la sociedad al afirmar en julio de 2008 que ya habían vendido el 40% de las viviendas del inmueble.

Un nuevo rascacielos emblemático
La construcción del edificio InTempo ha estado rodeada de admiración desde que se conocieron, hace años, los detalles del inmueble. La construcción se inició en 2007 y no estaba previsto acabar hasta 2011. Pero a tenor de las obras, los plazos no se cumplirán. El edificio, no obstante, se convertirá en el más elevado de Benidorm, con 55 plantas, 200 metros de altura y 268 pisos. La característica principal del mismo es su estructura -dos torres siamesas unidas en la parte más alta por un cono invertido que simula un diamante- que parece reproducir en el aire la fecha del 11-M. Las viviendas oscilan entre los 60 y los 400 metros cuadrados y el precio del metro cuadrado se fijo entre los 3.000 y 6.000 euros en función de la altura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook