30 de julio de 2010
30.07.2010
40 Años

El gobierno rechaza debatir su pase a la condición de no adscritos como exige el PP "al amparo de la ley"

Las plazas de aparcamiento del Plan Futura 2000 podrán venderse para siempre y no sólo durante 75 años

30.07.2010 | 02:00

El gobierno de Benidorm rechazó ayer debatir su pase a la condición de miembros no adscritos, tras una moción de urgencia presentada por el PP al amparo de la ley 08/2010 de Régimen Local de la Comunidad Valenciana, que entró en vigor el pasado 24 de junio. Según dicha ley aquellos concejales que hayan abandonado el partido por el que se presentaron a las elecciones deben pasar a ser no adscritos. Para el PP, el hecho de que los ex concejales del PSOE sigan estando considerados como miembros del grupo municipal socialista constituye "una ilegalidad". No obstante, la urgencia fue rechazada con los votos del equipo de gobierno y, tras el pleno, el PP presentó la moción en el registro municipal. En ella, los ediles populares piden al pleno que tome conocimiento del pase a la condición de no adscritos "por imperativo legal" de los trece ediles que conforman el gobierno local. Reclaman asimismo la disolución del grupo municipal socialista y la revocación de los acuerdos de organización municipal adoptados en el pleno del 2 de octubre del pasado año.
Por otro lado, el equipo de gobierno de Benidorm aprobó ayer iniciar un expediente para "desafectar" el subsuelo público de la avenida Jaime I con el fin de acometer el proyecto de construcción de un aparcamiento subterráneo, con la particularidad de que los ciudadanos podrán comprar las plazas. Aunque la propuesta cita el aparcamiento de Jaime I, también se menciona la posibilidad de extender esta medida "a otros estacionamientos" incluidos en el denominado Plan Futura 2000. En términos generales, todos los estacionamientos están sujetos a una concesión administrativa de 75 años. Sin embargo, si finalmente el expediente resuelve desafectar el subsuelo del aparcamiento de Jaime I y otros, las plazas de estacionamiento pasarían a ser propiedad de particulares y no del Ayuntamiento. El PP mostró su oposición a esta propuesta al entender que supone "vender todo el subsuelo" de Benidorm, ya que debe aprobarse "un plan especial" o "una modificación del PGOU que afectaría al resto de calles" de la ciudad, según el edil José Ramón González de Zárate. Por otra parte, el pleno aprobó por unanimidad solicitar a la Agencia Valenciana de la Salud la implantación del servicio de urgencias en todos los centros de salud de Benidorm.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine