29 de julio de 2010
29.07.2010
En un receso del pleno

Gobierno y oposición protagonizan una fuerte disputa

El detonante ha sido una fotografía de un grupo de jóvenes portando unas camisetas con el lema "tránsfugas dimisión"

29.07.2010 | 20:01

informacion.es

El gobierno y la oposición del Ayuntamiento de Benidorm han protagonizado hoy una fuerte disputa verbal en uno de los tres recesos del pleno a causa de las fotografías que un empleado municipal ha tomado de un grupo de jóvenes que ha acudido a la sesión portando unas camisetas con lema "tránsfugas dimisión".

Fuentes municipales han asegurado que esas instantáneas se habían tomado como precaución, en caso de que los jóvenes provocaran algún tipo de altercado, aunque desde la oposición del PP se ha entendido esa acción como una "amenaza".

A este respecto, la portavoz del gobierno, Natalia Guijarro, ha expresado en rueda de prensa después del pleno que las fotografías, tomadas por un empleado municipal se habían hecho de forma "general" al público asistente y que éstas se habrían utilizado "en todo caso" como "prueba legal" si se hubiera producido un altercado, y "no para amenazar".

La toma de estas fotografías ha provocado rápidamente la reacción de los populares, uno de cuyos concejales, según fuentes consultadas por Efe, habría comentado a los jóvenes que, con esas instantáneas, el gobierno municipal podría buscar tomar posibles represalias.

Este último extremo ha provocado la reacción del edil de Deportes, Juan Ramón Martínez, quien se ha enzarzado en un cruce de descalificaciones con el concejal del PP Sebastián Fernández.

Al ser consultados por Efe, algunos de estos jóvenes han indicado sentirse amenazados por Martínez, que les habría dicho que se atuvieran a "las consecuencias" de haber acudido al pleno con esas camisetas.

Sin embargo, parte de estos jóvenes han asegurado no haberse sentido amenazados.

La portavoz del gobierno ha manifestado que las palabras de Martínez no eran una amenaza y que el edil al hablar de "consecuencias" aludía a la posibilidad de que los jóvenes aparecieran mañana retratados en los "medios de comunicación".

Una vez reanudado el pleno, en el apartado de ruegos y preguntas, Sebastián Fernández ha hecho referencia a la disputa y ha pedido al alcalde, Agustín Navarro, que adopte "las medidas oportunas" para que un altercado como éste "no se vuelvan a producir".

El edil del PP ha asegurado que los jóvenes han sufrido "amenazas" durante el receso por ejercer su "libertad de expresión", una afirmación que ha sido sustentada por los miembros del grupo municipal popular.

A este respecto, Navarro ha dicho no tener constancia de lo sucedido y ha aseverado: "No voy a permitir ningún tipo de amenazas" en el pleno.

Tanto el alcalde como posteriormente la portavoz del gobierno han reconocido "el comportamiento cívico" y "correcto" de los jóvenes, al tiempo que les han invitado a lucir esas camisetas "en los plenos de Villajoyosa y Dénia".

Guijarro ha asegurado que las únicas presuntas amenazas han partido del PP al trabajador municipal que ha tomado las fotografías.

Tras subrayar que no son "la mafia rusa", Guijarro ha pedido disculpas públicas por el espectáculo dado en el salón de plenos, ha considerado "un error" entrar "al juego" del PP y ha añadido que "no va a volver a pasar".

Más allá del altercado, la tensión ha sido palpable en el pleno y gobierno y oposición se han cruzado varias acusaciones a lo largo de la sesión, deslizándose referencias a la moción de censura y al reciente dictamen de la comisión de seguimiento del Pacto Antitransfuguismo que ha declarado "tránsfugas" a los doce ex ediles del PSOE y al no adscrito, el ex popular José Bañuls.

En este sentido, el PP ha presentado una moción de urgencia para que el Ayuntamiento "dé cumplimiento" a la ley 08/2010 de Régimen Local de la Comunitat Valenciana, que entró en vigor el pasado 24 de junio, por la cual aquellos concejales que hayan abandonado el partido por el que se presentaron a las elecciones deben pasar a ser no adscritos.

Según el PP, el hecho de que los ex concejales del PSOE sigan estando considerados como miembros del grupo municipal socialista constituye "una ilegalidad".

La urgencia ha sido rechazada con los votos del equipo de gobierno y, tras el pleno, el PP ha presentado la moción en el registro municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine