15 de julio de 2010
15.07.2010
La Nucía

Un juez buscó siete cajas de seguridad llenas de dinero

Las pesquisas estaban incluidas en una causa de la Audiencia Nacional por blanqueo de capitales

15.07.2010 | 02:00

¿Dónde está la fortuna de Alain Coelier La respuesta a esta pregunta ha traído de cabeza a las autoridades españolas que nunca han podido localizar el lugar donde el narco asesinado el domingo en La Nucía ocultaba su abultado patrimonio. Fuentes cercanas al caso, confirmaron ayer a este diario que durante los últimos tres años un juez de la Audiencia Nacional ha estado tratando de buscar sin éxito el paradero de siete cajas de seguridad llenas de enormes cantidades de dinero en efectivo. Esta investigación estaría enmarcada en la operación que en septiembre de 2006 se saldó en Canarias con la captura de un velero que llevaba 3.500 kilos de cocaína.
Como ya publicó este diario, Alain Coelier murió acribillado a tiros junto a uno de sus lugartenientes en su chalé de La Nucía. Todo apunta a que el crimen se trata de un ajuste de cuentas ente narcotraficantes. Coelier había sido condenado anteriormente en Marbella en 1987 por ser uno de los secuestradores de la niña Mélodie Nakachian.
Tanto Alain Coelier como su mujer estaban siendo investigando desde tres meses antes de la operación que culminó en Canarias con la aprehensión del velero cargado de cocaína. La investigación policial apuntaba a que Alain dirigía la red, mientras que su mujer controlaba las finanzas y se encargaba del blanqueo de capitales. Para ello, se servían de distintas empresas y locales comerciales. Asimismo, el matrimonio disponía de varios veleros en el puerto británico de Greenweech. Entre los bienes que intervino la Policía en la operación se encontraban ocho embarcaciones, dos motos acuáticas, 25 coches de gran cilindrada, 28 teléfonos móviles y 85.000 euros en efectivo. Sin embargo, las autoridades buscaban cajas de seguridad en los que el matrimonio podría haber depositado grandes cantidades de dinero en efectivo procedentes del blanqueo de los beneficios obtenidos con el narcotráfico. Sólo la droga intervenida en la operación de Canarias, podría haber reportado beneficios de hasta 300 millones de euros. El paradero de este dinero nunca pudo ser localizado por la Justicia española. Alain Coelier acababa de salir de prisión tras pagar una fianza de 30.000 euros. Fuentes cercanas al caso indicaron que el matrimonio se había roto tras la operación y que la pareja mantenía una relación muy tensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine