14 de julio de 2010
14.07.2010
Guardia Civil

Interrogan a la mujer que escapó tras el asesinato de La Nucía

Los investigadores creen que Alain Coelier fue acribillado por haber delatado a sus colaboradores

14.07.2010 | 02:00

Los investigadores del doble crimen cometido en la medianoche del domingo pasado en La Nucía creen que el autor de los disparos que costaron la vida al "capo" Alain Coelier y a uno de sus lugartenientes pueden ser obra de antiguos colaboradores. Dentro de la hipótesis del ajuste de cuentas entre narcotraficantes, esta es la principal teoría que se baraja, según fuentes cercanas a la investigación.
De momento, los agentes de la Guardia Civil ya han tomado declaración a varias personas relacionadas con los fallecidos. Una de ellas es una mujer, trabajadora del club de alterne Benimont, que llegó a la vivienda acompañada por Coelier y la otra víctima. Al producirse los disparos, según fuentes cercanas a la investigación, la mujer logró escapar, aunque habría recibido algún impacto de bala del cual tuvo que ser atendida en el hospital de La Vila Joiosa y posteriormente en el de San Juan. Otras fuentes señalan que la mujer que les acompañaba se dirigió al hospital víctima de un fuerte ataque de nervios.
El caso es que los investigadores le tomaron declaración para tratar de establecer la identidad de los asaltantes. Ésta les dijo que iban ataviados con casco y pasamontañas por lo que no pudo reconocerles.
En ese sentido, el mismo lunes por la tarde, horas después de haberse cometido el asesinato, la Guardia Civil de Altea tomó declaración al súbdito argelino Jean Claude C. y a Jacques Daniel R., francés. Ambos formaban parte de los colaboradores de Coelier y, de hecho, fueron detenidos con él en la operación llevada a cabo en aguas de las islas Canarias en agosto de 2006 cuando trataban de introducir 3,5 toneladas de cocaína procedente al parecer de Venezuela. Alain Coelier fue arrestado en la embarcación, mientras que los otros dos lo fueron en Alicante, junto a otras seis personas más.

Delator
Alain Coelier, de 52 años, apareció acribillado a tiros en la madrugada del lunes en su domicilio de la calle Sarset de La Nucía, adonde había llegado el pasado viernes tras salir en libertad provisional previo pago de una fianza de 30.000 euros. El cuerpo de Coelier estaba junto al de otro de sus colaboradores a la entrada de la vivienda. La Policía Local recibió el aviso a la 1.20 de la madrugada, aunque cuando llegó al lugar de los hechos ya estaba allí la Guardia Civil. La juez titular del Juzgado de Instrucción número dos de La Vila Joiosa, que se ha hecho cargo del caso, decretó el secreto de sumario.
Las fuentes consultadas han señalado que la causa probable del doble crimen tendría su origen en que el propio Alain Coelier habría delatado a sus antiguos socios mientras estuvo encarcelado, desde el año 2006 hasta hace pocos días. Ello ha motivado que las investigaciones se centren en el entorno próximo a las dos víctimas y, según algunas fuentes, los agentes tendrían más o menos identificados a los asaltantes, aunque todavía no los ha localizado. Ayer mismo, la Guardia Civil desplegó un importante dispositivo de control junto al domicilio de uno de los interrogados en Altea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine