11 de julio de 2010
11.07.2010

Benidorm visto sobre ruedas

11.07.2010 | 02:00
Un grupo de touroperadores recorre sobre "segways" la ruta de Benidorm a Serra Gelada.

Una iniciativa pionera en la ciudad. Parecía que todo estaba implantado, pero apenas se cumple un año desde que empezaron las excursiones turísticas en "segways" en Benidorm. Ahora Finestrat y La Nucía también lo ofertan.

Siempre pueden surgir nuevas ideas para incentivar el turismo incluso en destinos consolidados como Benidorm. Al menos así lo prueba Emilio Cano, uno de los primeros guías turísticos acreditados por el Consell en la ciudad, hace más de tres décadas, perteneciente a la Asociación Provincial de Guías de Turismo de Alicante, que desde hace un año lucha por implantar un nuevo servicio en el municipio: las excursiones por el mismo mediante el uso de los denominados "seg-ways" (transporte personal con auto-balance), con auto-equilibrio y de transporte eléctrico. Una alternativa a las rutas peatonales tradicionales que ya oferta también lunes, martes y viernes en Finestrat, La Nucía y Calpe respectivamente, al igual que su socio los está ofreciendo en Alicante, Elche o El Campello, casi todos organizados junto a Ayuntamientos.
Según afirma Cano, "pese a lo atractivo que resulta una vez se prueba, el 50% de quienes lo hacen repiten, aún cuesta trabajo conseguir clientes porque a algunos les da un poco de miedo, pensando que pueden caerse, que es difícil, cuando es el transporte más fácil de utilizar, una máquina que se adapta a tu cuerpo, sin embrague ni acelerador, simplemente inclinando o enderezando el cuerpo avanza o se frena", gracias a su tecnología de estabilización dinámica, consiguiendo que "el segway ofrezca una sensación de flotar, de estar volando sobre la ciudad", añade Cano.
Las excursiones en este medio de transporte, importado para el turismo del servicio de vigilancia policial y pensado para ayuda en los desplazamientos de grandes áreas como aeropuertos, constan de un máximo de ocho personas "para poder tener un mejor control del grupo", y la única limitación para poder utilizarlo es el peso (se pide pesar como mínimo entre 35 a 40 kilos y como máximo 120). El resto es cuestión de dejarse llevar mientras se siguen las indicaciones y explicaciones de los monitores a través de radioguías. Aun así, antes de iniciar la marcha se explica durante cinco o diez minutos el funcionamiento del aparato. El coste por persona es de 28 euros, seguros incluidos, y dura dos horas aproximadamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine