24 de junio de 2010
24.06.2010
Comercio

Intensifican las inspecciones a los locales hindúes para que se adapten a la normativa

El Ayuntamiento detecta irregularidades en este tipo de establecimientos mientras los asiáticos ya se han adaptado

24.06.2010 | 02:00
Un establecimiento de origen hindú en Benidorm.

La Concejalía de Comercio de Benidorm ha iniciado una fase de intensificación de las inspecciones sobre los establecimientos comerciales regentados por hindúes y pakistaníes principalmente, debido a que han detectado que sus formas de venta no se adaptasen muchos casos a la ordenanza municipal. Así lo señaló ayer el edil Eliseo Yus quien recalcó que "sus formas de venta no son las tradicionales". Yus puso como ejemplo que no ponen los precios de venta en los productos y que en muchos casos los venden desglosados. "Habría que corregirlo" dijo el concejal, que añadió que había clientes que habían presentado quejas "por sentirse engañados". En ese sentido, agregó que las inspecciones sobre este tipo de comercios seguirán "hasta lograr que vendan a la manera tradicional" aunque negó que la medida tenga un carácter recaudatorio "porque lo que pretendemos es que se regularicen".

Cumplir la ordenanza
Por otro lado, el titular de Comercio también incidió en que ya no hay quejas sobre los locales de asiáticos. "No hay quejas. Todos cumplen la ordenanza municipal sobre retranqueos, exposición de artículos, etiquetado y licencia de apertura. Se puede estar más o menos de acuerdo con esta actividad, pero ahora cumplen. Se han adaptado con mucha rapidez al comercio tradicional".
Yus aprovechó también para anunciar que ya han concluido la primera fase de inspecciones informativas en los locales, que tenían como fin recoger las quejas y reivindicaciones del sector. Se han visitado 636 establecimientos y recogido sugerencias de más de 200. "La mayoría de las quejas hacen referencia a pequeños desperfectos en la vía pública o a los horarios de carga y descarga" señaló, aunque también se han producido otras que aluden a la presencia de carteristas en determinadas épocas del año en la zona del Rincón de Loix.
La Concejalía iniciará ahora una segunda fase en estas inspecciones ampliando el espectro de locales "a todos los que tengan una licencia de apertura" lo que servirá además para actualizar el censo de comercios de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook