22 de junio de 2010
22.06.2010

Masones en Benidorm

Pese a existir logias masonicas extranjeras en localidades de la Marina Baixa, los masones españoles residentes en la comarca nunca dispusieron de sede propia

22.06.2010 | 02:00
El masón benidormense Juan Algado, impulsor de la logia en la comarca.

Los hermanos de la Orden crearán una logia en la ciudad. Pese a existir logias masonicas extranjeras en localidades de la Marina Baixa, los masones españoles residentes en la comarca nunca dispusieron de sede propia y sus únicas "tenidas", hechas en Altea en los 80, tenían carácter informal. Ahora se han unido para constituir una logia en Benidorm.

Nunca hubo en Benidorm una logia masónica pese a que durante años hubo gente de la ciudad, de La Vila Joiosa, de Altea y otras poblaciones cercanas, que formaron parte de esta Orden. Por ello, varios masones de la Marina Baixa se han marcado abrir una logia en Benidorm "intentando agrupar a quienes comparten los mismos ideales e inquietudes filosóficas, y que luchan por la libertad del ser humano", según explicó Juan Algado, maestro vigilante masón residente en la ciudad. La intención, según dijo, es constituirla a medio plazo dando la posibilidad a las personas que visitan la comarca y que forman parte de la Orden de conocer la zona. Una meta que pese a la discreción que impone la masonería, implica darse a conocer en unos tiempos en por la crisis o por el amplio abanico de entidades que oferta el movimiento asociativo, cada vez son menos las personas -sobre todo jóvenes- interesadas en formar parte de este colectivo histórico. "Hay muy pocos menores de 40 años en la zona, pese a que ahora más que nunca es necesario ver el mundo de otra manera, despertar conciencias para que se busquen y aporten cosas positivas a la sociedad fuera de las organizaciones no gubernamentales o los partidos políticos", explica.
A estos motivos se une, según reconoce Algado, que permanece cierto desconocimiento y confusión sobre lo que implica ser masón entre parte de la población. "Las ideas principales de la Orden son la libertad, la igualdad, la fraternidad, la fuerza y la unión, y contra lo que muchos puedan pensar, y que el juramento masón se hace sobre la existencia de un ser supremo, en nuestras tenidas o encuentros está prohibido hablar de religión, y de posicionamientos políticos". Por ello la masonería "se aplica en el día a día, en las relaciones con la sociedad de todos sus miembros, difundiendo ideales de apertura del espíritu, que no vayan contra algo, sino aportando algo más: Valores".
Pese a esto, saben que la crisis tampoco les es propicia pues, como asociación constituida como tal, implica un coste mensual. "Tenemos un principio: Si no puedes atender los gastos, no debes venir, nuestra filosofía es que primero has de ser tú y tu familia, atender las necesidades familiares y después la Orden", añadió Algado.
Pero además, hay otro problema: la discriminación por sexo. Pese a que la masonería se inspira en ideales de la revolución francesa de libertad e igualdad, la corriente del grupo de Benidorm pertenece a la Gran Logia de España-Gran Oriente español, que optó por mantener con estricta literalidad la condición de que sólo pueden ser masones los "hombres libres". Para Algado esto no supone un problema, pues afirmó que en caso de que hubiera mujeres en la zona que quisieran formar parte de la Orden, las informarían sobre aquellas logias mixtas o exclusivas para mujeres que hay en Alicante, y que siguen la corriente francesa, más aperturista. Parece que así, de poder constituirse una logia en Benidorm tras dos siglos existiendo masones, todo apunta a que las mujeres de la Orden tendrán que esperar otro siglo más para formar parte de la misma. Antes, Benidorm acogerá el sufragio masón de la Comunidad Valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook