17 de junio de 2010
17.06.2010

Piden que se excarcele a uno de los presuntos asesinos de Ponsoda

La defensa del acusado alega ante la Audiencia que no existen indicios sobre su implicación en el crimen del alcalde de Polop

17.06.2010 | 02:00

La defensa de Robert Franek, uno de los presuntos sicarios que acabó con la vida del alcalde de Polop, Alejandro Ponsoda, apeló ayer ante la Audiencia de Alicante para solicitar su puesta en libertad provisional. La representante legal del acusado pidió su excarcelamiento al considerar que no existen indicios "racionales" de criminalidad. El imputado junto a una segunda persona está acusado de ejecutar supuestamente el tiroteo que acabó con la vida del primer edil polopino el 19 de octubre de 2007.
Entre los argumentos esgrimidos en la vista, celebrada ayer en la sección segunda de la Audiencia, la defensa insistió en que "no existen motivos reales que sustenten la participación" de Franek en el crimen, ya que muchos de "los testimonios provienen de terceras personas que han estado influidas por la fuerte presión mediática" generada en torno a este caso.
El acusado ingresó en prisión hace aproximadamente ocho meses tras prestar declaración en los juzgados de Villajoyosa por su presunta participación en la muerte del alcalde. Los arrestos llevaron también a la cárcel a Juan Cano, sucesor de Ponsoda al frente del Ayuntamiento, por su presunta participación en la materialización del asesinato.
Por su parte, el fiscal abogó ayer por rechazar la puesta en libertad del acusado. El representante de la Fiscalía resaltó las conexiones existentes entre Robert Franek y los hechos, entre las que destacó una presunta "pelea" que tuvo como escenario el club Mesalina de Finestrat, donde supuestamente se planeó el crimen. Un enfrentamiento con el gerente del local, relatado por un testigo protegido, en el que apuntaba que el encausado acudió al establecimiento con un bate de béisbol, al parecer, al enterarse de que los propietarios "podrían haberse quedado con parte del dinero que se pagó para la ejecución del asesinato".
El abogado de la acusación insistió también en este hecho como "indicativo claro del perfil" del acusado. Apelando a la necesidad de no modificar su situación de privación de libertad, el letrado subrayó que, a diferencia de lo expuesto por su defensa, "Franek es un individuo violento, que se movía en ambientes peligrosos". Como prueba de estas afirmaciones aludió a varias detenciones en las que se vio envuelto, una de ellas en la que se le "intervinieron diversas pistolas, cargadores y escopetas".
Con anterioridad a esta apelación, la defensa ya solicitó el excarcelamiento del acusado ante el juzgado de Villajoyosa encargado de la instrucción del caso. Petición que fue rechazada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook