16 de junio de 2010
16.06.2010
Benidorm

Un padre entrega en el colegio la ficha policial del novio de su ex para que no recoja a su hijo

La Agencia de Protección de Datos apercibe a Interior por la filtración que califica como una falta "muy grave"

16.06.2010 | 02:00
Una vista general del complejo escolar del Salto del Agua.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha apercibido al Ministerio del Interior a causa de una filtración sobre datos policiales que partió de la comisaría de Benidorm. Los hechos ocurrieron tras conocerse que el padre de un menor llevó al director del colegio en el que estudia una ficha con los antecedentes policiales del actual novio de su ex mujer con el objetivo de que éste no recogiera al niño a la salida del centro.
Según publicó ayer el diario Levante-EMV, el hombre obtuvo los datos porque se los filtró un policía nacional de Benidorm. Tras conocer los hechos, la Agencia de Protección de Datos decidió el apercibimiento a la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil por la comisión de una falta muy grave. Al mismo tiempo ha reclamado que se adopten las medidas oportunas para evitar que vuelvan a producirse filtraciones de ese tipo. También se ha sabido que el padre del menor para el que reclamaba protección tenía sobre él una orden de alejamiento de su ex mujer.
Al parecer, el padre del niño facilitó al director del colegio los datos policiales de la pareja de su ex esposa. El director se puso en contacto con éste para decirle que tenía en su poder el documento en el que figuraban datos de detenciones, fichas de matrículas de vehículos de su propiedad, actuaciones judiciales... El responsable del centro le explicó que había sido el padre del niño quien le había dado esos datos para impedir que recogiera al pequeño a la salida del colegio.
Así las cosas, el hombre lo denunció ante Protección de Datos. Después, desde la policía Asuntos Internos inició una investigación que no dio resultados y no determinó quién había sido el agente que filtró los datos. Mientras, la AEPD ha recomendado a la policía que limite la posibilidad de imprimir los datos y controle el acceso a las fichas policiales y considera que la Dirección General de la Policía incurrió en una falta "muy grave" por el hecho de que un funcionario había vulnerado "el deber de guardar secreto sobre los datos de carácter personal". Igualmente, la Agencia de Protección de Datos le ha remitido ya la resolución al Defensor del Pueblo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook