11 de junio de 2010
11.06.2010

Finestrat restaura las piezas halladas en las excavaciones del Tossal de la Cala

Algunas de las cerámicas rehabilitadas están expuestas ya en la sala de exposiciones de la biblioteca municipal "Els nostres mestres"

11.06.2010 | 02:00
Algunas de las piezas que están siendo restauradas.

La Concejalía de Cultura de Finestrat ha comenzado a exponer en las urnas centrales de la sala de exposiciones de la biblioteca municipal "Els nostres mestres" algunas cerámicas encontradas en el yacimiento arqueológico del Tossal, en La Cala, tras haber sido restauradas. Una actuación que viene desarrollándose desde hace meses y que pretende recuperar el mayor número de piezas encontradas en el paraje finestratense. Estos trabajos consisten en la reconstrucción volumétrica de los objetos como pueden ser vasijas, ánforas y platos vidriados, además de su limpieza, consolidación y reintegración cromática con el objetivo de devolverles su estructura original. Además, en aquellos casos en los que no se rescatan la totalidad de las piezas, la parte incompleta es repuesta con estuco de escayola.
Junto a los trabajos de reconstrucción se está elaborando una detallada documentación de cada pieza con datos como el estado de conservación, la época a la que pertenecen, la excavación de la que procede, unidad estatigráfica en la que apareció, el proceso de intervención para su recuperación y aquellas recomendaciones que se deben seguir para garantizar su conservación tanto en el almacén como en la sala de exposiciones.
La restauración está siendo desarrollada por una estudiante de Bellas Artes, María Elisa Lloret, gracias a un convenio entre el Ayuntamiento de Finestrat y la Universidad Politécnica de Valencia.
Los restos de la cultura íbera localizadas en Finestrat se han localizado, junto al Tossal de La Cala, en el de Les Bastides y en el recinto del Castell. Los yacimientos más antiguos, en torno al siglo IV a.C. se encuentran en las tierras del interior, mientras que el yacimiento de La Cala, en el que aún se pueden observar restos de casas del poblado exhumadas hace unas décadas, tiene una cronología entre el siglo II y el I a.C. Además, junto a este poblado ibérico se localizó un yacimiento romano de época Altoimperial, situado entre las areneras y el marjal de La Cala, aunque en este caso se trataba de una zona industrial, posiblemente para abastecer las necesidades de importantes poblaciones como fue La Vila.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook