09 de junio de 2010
09.06.2010
40 Años
EN UN PARKING

Huye tras intentar arrollar a un agente en un tiroteo

Un acusado de robos en Torrevieja logra escapar de la Guardia Civil cuando iba a detenerle en su domicilio

09.06.2010 | 02:00

Un hombre de mediana edad buscado por la Guardia Civil se dio ayer a la fuga tras intentar arrollar a un agente del Instituto Armado en el parking de un edificio de Benidorm y tras una persecución en la que se realizaron varios disparos, que afortunadamente no causaron heridos. Los hechos ocurrieron pasado el mediodía de ayer, en un edificio del barrio de Imalsa de Benidorm, en el que al parecer reside habitualmente el ahora huido. Fuentes cercanas a los hechos indicaron que el hombre, de origen magrebí, había sido identificado por la Guardia Civil de Santa Pola como presunto autor de robos en viviendas ubicadas en la comarca de la Vega Baja. Una vez localizado, los agentes se desplazaron hasta Benidorm para intentar capturarlo, pero el sospechoso se percató de la presencia de la Benemérita y logró darse a la fuga, sin que al cierre de esta edición ninguna fuente pudiera confirmar si finalmente el sospechoso había sido o no detenido. Los datos a los que ayer tuvo acceso este diario apuntan a que la operación fue llevada a cabo por miembros de la brigada de la Policía Judicial de Santa Pola, tras una investigación en la que se logró identificar a este hombre como presunto autor de robos en viviendas del área de influencia de Torrevieja. Fuentes conocedoras del caso señalaron que el acusado reside con algunos familiares, entre ellos su mujer, en el edificio Gemelos 8, ubicado entre las calles Noruega y Holanda de Benidorm, lugar hasta el que se desplazaron los agentes para proceder a su detención.
Los guardias civiles esperaban al sospechoso en las instalaciones del edificio pero éste, cuando llegaba a su domicilio, se percató de la presencia de los agentes e intentó darse a la fuga a bordo de su vehículo, según el testimonio aportado ayer por fuentes vecinales. La Guardia Civil trató de impedir por todos los medios que huyera, pero al parecer el hombre chocó contra algunos vehículos estacionados en el parking del edificio y también trató de embestir con su coche a un agente, lo que llevó a los efectivos policiales a efectuar entre tres y cuatro disparos disuasorios para intentar detenerle. Al parecer, al menos dos de estos disparos podrían haber impactado contra la luna del vehículo que conducía el acusado pero éste, lejos de detenerse, continuó su huida y logró despistar a los agentes.

Despliegue para localizarlo
Una vez que el acusado se dio a la fuga, la Guardia Civil dio parte inmediatamente a todos los cuerpos que operan en la Marina Baixa, tanto la Policía Nacional de Benidorm como las Guardia Civil de Altea y La Vila Joiosa, para intensificar los controles en las principales carreteras con el fin de localizar al huido y al vehículo. No obstante, al cierre de esta edición, ninguna fuente oficial pudo confirmar si el hombre había sido finalmente arrestado.
A pesar de que en el intento de capturarlo los agentes de la Guardia Civil realizaron varios disparos disuasorios, que no causaron heridos, los hechos pasaron bastante desapercibidos entre los vecinos de la zona. El aparcamiento del complejo, donde ocurrieron los hechos, está situado en la parte contraria del acceso peatonal al edificio, lo que hizo que pocos residentes o trabajadores de locales anexos tuvieran conocimiento de lo ocurrido. Además, los agentes del Instituto Armado se desplazaron en vehículos camuflados, por lo que tampoco sorprendió en la zona la presencia de la Guardia Civil que llevó a cabo la operación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook