08 de junio de 2010
08.06.2010

Investigan por qué la Policía dio por muerto al niño que cayó en una piscina

Bañuls reconoce un error en la transmisión de datos mientras que el pequeño permanece en la UCI

08.06.2010 | 02:00

El niño que dos años que el pasado sábado se cayó en una piscina privada de una finca de la partida Almafrà de Benidorm sigue hospitalizado en la UCI pediátrica del Hospital General de Alicante en estado muy grave, y no ha fallecido como publicó ayer este diario. Un error en la transmisión de la información entre los efectivos sanitarios y la Policía Local de Benidorm hizo que estos últimos dieran al menor por fallecido y así lo reflejaran en los partes policiales. Fuentes de la Policía Local y el propio edil de Seguridad del Ayuntamiento de Benidorm, José Bañuls, confirmaron a este diario el domingo que el niño había fallecido, cuando en realidad está en estado grave, una información errónea de la que ayer se hizo eco este periódico de forma involuntaria. El concejal del área reconoció ayer públicamente el error en la información facilitada a este medio y dijo que su departamento ha abierto una investigación para tratar de esclarecer el origen del mismo y las causas por las que se dio al niño por fallecido cuando no lo está.
Fuentes sanitarias señalaron ayer por la tarde que el menor se encuentra hospitalizado en la UCI pediátrica del General de Alicante y agregaron que está "sedado, intubado y con importantes lesiones cerebrales" como consecuencia de la parada cardiorrespiratoria que sufrió tras caer en la piscina, aunque dijeron estar "a la espera de una milagrosa recuperación".
Los hechos se produjeron la mañana del pasado sábado en una finca de la partida Almafrà de Benidorm. El niño, de dos años, estaba al cuidado de sus dos abuelas y, por causas que se desconocen, cayó a la piscina de la casa sin que las mujeres pudieran percatarse del grave accidente, según manifestaron ayer fuentes cercanas a los hechos. Al parecer, cuando las abuelas echaron en falta al menor y descubrieron que había caído a la piscina, lo sacaron y trataron de reanimarlo ellas mismas, a la vez que llamaban a un servicio de ambulancias privadas. La médico del Soporte Vital Básico que atendió al niño explicó ayer a este diario que la ambulancia del SVB circulaba cerca de la zona "por casualidad" y que una agente de la Policía Local requirió su intervención, puesto que el otro vehículo de emergencias al que habían avisado carecía de personal médico o sanitario. Los efectivos del SVB dieron aviso a la central a las 10.35 horas, ya desde el lugar de los hechos. La médico indicó que sobre las once de la mañana el niño comenzó a recuperar el ritmo cardiaco, con la ayuda de un marcapasos, pero que presentaba síntomas de hipotermia y calculó que podría haber estado cerca de una hora con falta de oxígeno. Tras reanimarlo in situ, el SVB trasladó al menor al hospital de La Vila y, de ahí, lo derivaron al General de Alicante, donde quedó ingresado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook