08 de junio de 2010
08.06.2010

El Hospital abre sus puertas a alumnos para orientarles en su futuro académico

Estudiantes del IES Marcos Zaragoza visitan el centro para conocer su funcionamiento

08.06.2010 | 02:00
Un momento de la visita de los escolares al hospital comarcal de La Vila.

El Hospital Marina Baixa ha recibido la visita de un grupo de escolares de 4º curso del Instituto Marcos Zaragoza de La Vila Joiosa, que acudieron al centro para conocer en primera persona el trabajo que desempeñan los profesionales sanitarios. La visita pretendía servir de orientación a los menores que quieran formarse en carreras asociadas a la Sanidad, proporcionándoles profesionales de todos los ámbitos a los que poder preguntar sus curiosidades.
A su llegada, el grupo de escolares fue recibido por el responsable de Docencia, Joan Clement, quien les explicó el recorrido de la visita y las normas del centro. Los alumnos, que están cursando el curso previo a la elección de qué rama de bachillerato elegirán, pudieron aprovechar la estancia para exponer al personal sanitario dudas en relación al trabajo diario que realizan.
Junto a distintos profesionales del centro, visitaron el área de Urgencias, el servicio de Laboratorio, las Plantas de Hospitalización y el área de Rehabilitación. Antes de terminar la visita, un especialista del área de Urgencias les explicó las funciones del personal médico en el área y las peculiaridades que presenta este servicio en concreto. Según el doctor Pascual Pastor "lo importante es que la elección profesional que se desea estudiar sea elegida con vocación. Si no hay vocación es inviable dedicarse a profesiones de la rama sanitaria, en las que el trabajo se fundamenta en las personas". Algunos de los visitantes declararon que les había "sorprendido la diversidad de profesiones que conviven en el Hospital", y añadieron que el centro es "como una pequeña ciudad en la que no falta de nada".
Los jóvenes comprobaron la coordinación entre el personal y los servicios y unidades, a lo largo de todo el proceso que sigue un paciente desde el momento de su ingreso en el centro. Algunos manifestaron su "curiosidad por ver qué función puede desarrollar un ingeniero en el centro, un intérprete o un fontanero", profesiones que en un primer momento no se suelen relacionar con un centro hospitalario pero que sin embargo, son imprescindibles para su funcionamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook