03 de junio de 2010
03.06.2010

La playa de Levante certifica la calidad de sus aguas y recupera la bandera azul

Benidorm volverá a colgar este año la distinción que perdió en 2009 y la suma a las de Poniente y el Mal Pas

03.06.2010 | 02:00
Varios usuarios de la playa de Levante de Benidorm, disfrutando ayer de la primera línea.

La playa de Levante de Benidorm, uno de los principales escaparates turísticos de la Costa Blanca, volverá a colgar este año la bandera azul que perdió en 2009 al no poder certificar la buena calidad de sus aguas y la sumará a las que ya obtuvo para Poniente y el Mal Pas. La Fundación de Educación Ambiental, organismo que evalúa la calidad y servicios de las playas a nivel internacional, dio ayer a conocer el número de banderas azules otorgadas este año a las costas más excelentes, un catálogo en el que figuran once playas y dos puertos deportivos de la Marina Baixa y un total de 48 playas y once puertos en el conjunto de la provincia de Alicante.
El regreso de la bandera azul este año a la playa de Levante de Benidorm un año después de su retirada fue una de las grandes noticias del día ayer en la ciudad, junto a la entrega de la bandera Qualitur que concede anualmente la Generalitat y que fue recogida por la edil delegada de Playas, Mariola Fluviá. En 2009, la Fundación de Educación Ambiental sacó a Levante de la lista de mejores playas después de que los resultados de las analíticas realizadas en el agua dieran como resultado un nivel de turbidez "poco común". La entonces concejal del área, Josefa Pérez (PP), atribuyó el resultado a que los análisis se habían realizado tras un periodo de varios episodios de lluvia y coincidiendo con los trabajos de regeneración de la costa, lo que en su opinión provocó que las muestras tomadas ofrecieran un resultado "alterado". Pero las explicaciones de la concejal de Playas no bastaron para poder colgar junto a la arena tal distinción.
El anterior equipo de gobierno calificó de "injusta" la retirada de esta bandera azul y presentó varias alegaciones con informes técnicos, que fueron desestimados en su totalidad. La medida de la Fundación de Educación Ambiental también fue cuestionada entonces por la patronal hotelera Hosbec, cuyos responsables manifestaron que se trataba de una decisión "más que cuestionable" y pusieron a Benidorm como "ejemplo en el cuidado de sus playas". También el grupo de la oposición, ahora al frente del Gobierno, lamentó la retirada de esta bandera azul, pero responsabilizó de la misma a los anteriores responsables de Playas.

"Trabajo bien hecho"
El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, mostró ayer su satisfacción por la recuperación de una distinción de calidad que "la playa de Levante nunca debió perder" y afirmó que la obtención de nuevo de la bandera azul es "fruto de la gestión del nuevo equipo de gobierno" y del "trabajo bien realizado por los técnicos". Para el primer edil, "el PP no supo reaccionar a tiempo" en 2009, cuando se produjo la retirada, y añadió que el recuperarla este año "no es una cuestión del azar ni de la suerte, sino del trabajo".
Además de la playa de Levante, las de Poniente y el Mal Pas también volverán a colgar una año más la bandera azul. De esta forma, Benidorm logrará por primera vez desde 2008 que todas sus playas -excepto la pequeña cala del Ti Ximo- dispongan de esta distinción de calidad, puesto que hace dos años fue Poniente quien perdió la bandera debido a las obras del nuevo Paseo marítimo.
Por lo que respecta al resto de municipios costeros de La Marina Baixa, todas las playas y puertos que ya obtuvieron bandera azul en 2009 han vuelto a revalidarla este año. En Altea, la Fundación de Educación Ambiental ha distinguido a las playas de La Roda y Cap Blanc, así como al puerto deportivo de la localidad. En l'Alfàs del Pi, la playa del Racó de l'Albir también colgará este verano bandera, al igual que la de La Cala de Finestrat. Por su parte, en La Vila Joiosa las playas seleccionadas son las de Varadero, El Paradís, Bon Nou y La Caleta, al igual que el puerto deportivo, después de que en 2008 las perdieran todas.

Satisfacción en la provincia, que añade cinco galardones a la lista de 48 playas
La provincia de Alicante en su conjunto ha obtenido este verano cinco banderas azules más que en 2009, lo que eleva a 48 la cifra total de playas certificadas por el buen estado de sus aguas, seguridad y servicios, y convierte a la Costa Blanca en la segunda provincia de España con más distintivos de calidad. Junto a Benidorm, también recuperan este año galardón las playas de Les Bovetes de Dénia, El Postiguet y L'Albufereta de Alicante y la playa del Centro de Guardamar del Segura, que al igual que la capital turística también fueron despojadas de la bandera en el año 2009. A ellas se suman la playa del Carabassí de Elche, así como Los Náufragos y Cala Piteras de Torrevieja, que consiguen la certificación por primera vez. Por su parte, Santa Pola ha sido el municipio que peor parado sale este año, puesto que se quedan sin bandera tres de sus playas -Llevant, El Varador y Tamarit- y sólo la mantiene en Calas del Este y el Club Náutico.
La directora general del Patronato de Turismo, Gema Amor, destacó ayer "la excelencia de las playas de la provincia de Alicante" y dijo que las 48 distinciones obtenidas en las playas y once en los puertos deportivos "pone de manifiesto que la apuesta por el modelo de sol y playa y toda su complementariedad es la que se ha de seguir".
En el conjunto de la Comunidad Valenciana, la Fundación de Educación Ambiental ha reconocido este año a 96 playas y doce puertos, lo que la convierte en la autonomía con mayor porcentaje de playas galardonadas, con un 50%, y que alcanza los 117 kilómetros de costa. El conseller de Medio Ambiente, Juan Cotino, afirmó que se trata del "mejor balance" registrado por la Comunidad desde "el inicio de esta campaña en el año 1987".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook