03 de junio de 2010
03.06.2010
Cursos de tai-chi en las puertas del Consistorio

Funcionarios en equilibrio

El Ayuntamiento quiere que sus funcionarios pongan en equilibrio cuerpo y mente antes de entrar a trabajar

03.06.2010 | 07:00

Para ello, ha puesto en marcha un servicio gratuito para que los empleados municipales practiquen tai-chi a las puertas del Consistorio al inicio de su jornada laboral. Alcalde, ediles del gobierno y cargos de confianza coparon ayer la primera sesión.

Además de realizar trámites administrativos u otras tareas que tengan encomendadas en función de su puesto de trabajo, algunos funcionarios municipales del Ayuntamiento de Benidorm sabrán hacer dentro de poco posturas como la "perla bajo el océano", la "doble patada de loto" o el "gallo dorado que se sostiene sobre una pata". No se trata de ningún manual sobre el funcionamiento de la Administración pública ni tampoco, a pesar de contar con sugerentes nombres, de ningún texto que hable de cuestiones de índole íntima o personal. Son parte de los 37 movimientos de los que se compone una de las artes marciales que está ganando más adeptos en los últimos tiempos, el tai-chi, y de la que los empleados locales podrán disfrutar todas las mañanas, de manera gratuita y antes de iniciar su jornada laboral.
El Ayuntamiento de Benidorm ha contratado a una profesora de tai-chi para que imparta a las puertas del Ayuntamiento sesiones de 20 minutos dirigidas a los funcionarios municipales y a otros vecinos o turistas que quieran sumarse a esta práctica. La plaza de SS MM Los Reyes de España acogió ayer la primera sesión gratuita de esta arte marcial, a la que acudieron alrededor de sesenta personas entre vecinos, trabajadores y políticos locales. El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, y cuatro de sus doce concejales -Conrado Hernández, Maribel Martínez, Juan Ramón Martínez y Manuel Cabezuelos- no faltaron a la cita. Ni tampoco la gran mayoría de los cargos de confianza del equipo de gobierno, que junto a los políticos coparon mayoritariamente el cupo de participación municipal, ante la atenta mirada de otro puñado de funcionarios que también asistieron para actuar de mirones.
La responsable de hacer madrugar un poco más a los funcionarios todos los días será Wang Zhen, una monitora de tai-chi procedente de China que desde hace tres años imparte cursos en diversos lugares de la Marina Baixa, como algunos centros sociales de Benidorm o la playa de El Albir, en l'Alfàs.
La concejal de Bienestar Social y promotora de esta idea, Maribel Martínez, explicó ayer que Benidorm tratará de emular a "otros parques y lugares públicos de grandes ciudades, donde la gente acude para practicar esta técnica". Y, además, "facilitar que los funcionarios puedan acudir para hacer algo de ejercicio y después irse a trabajar sin problemas, porque haces movimiento pero luego puedes continuar a tu ritmo normal porque apenas sudas ni te cansas".

"Un relax" para Navarro
Tras practicar esta sesión matutina de tai-chi, el alcalde Agustín Navarro alabó los beneficios de la iniciativa adoptada por el Ayuntamiento y dijo que lo suyo "no será cosa de un día". El edil mostró su firme interés en acudir diariamente a las clases, siempre que "la agenda lo permita" y explicó que la sesión de ayer le había permitido "pasar quince minutos de relax que no tenía desde hace mucho tiempo, sin dar vueltas en la cabeza a ningún tema" ni acordarse "de Toni Pérez", portavoz de la oposición y principal azote del equipo de gobierno local.

Aún sin presupuestar
De momento, el Consistorio "no tiene cerrado" cuánto dinero tendrá que destinar a esta actividad. La edil Maribel Martínez indicó que "no tenemos calculado aún el gasto exacto de estas clases, pero Bienestar Social tiene fondos de otras actividades que no se han hecho".
Para la sesión de hoy está previsto instalar un sistema que permita escuchar y seguir mejor las indicaciones de la monitora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook