02 de junio de 2010
02.06.2010

Benidorm crea una brigada policial para combatir el trile y el botellón

El Grupo de Respuesta y Prevención está integrado por doce agentes y dará apoyo a otras secciones

01.06.2010 | 02:00

La Policía Local de Benidorm cuenta desde ayer con una nueva brigada policial que centrará sus esfuerzos en la lucha contra el trile y el botellón en distintos lugares de la localidad, entre otras acciones. El Grupo de Respuesta y Prevención (GRP), denominación que se le ha dado a esta brigada, fue presentado ayer por el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, y el edil de Seguridad José Bañuls. El mismo estará compuesto por doce agentes divididos en dos grupos, cada uno de los cuales contará con cinco policías y un oficial y desarrollará actuaciones específicas en función de cada época del año, así como labores de apoyo al resto de secciones policiales.
Este grupo estará "operativo durante las 24 horas", con una actividad "muy dinámica", centrada en actuaciones en lugares de alto tránsito de personas, como plazas, zonas peatonales, paseo marítimo de la playa de Levante, zona de ocio del Rincón de Loix y de Levante, según explicó el jefe de la Policía Local, Juan Fuertes. En estas últimas, centrará su principal esfuerzo en la erradicación del trile, una práctica de juego ilegal que sigue asentada en las principales avenidas de la ciudad, como Mediterráneo o Severo Ochoa, mediante redes profesionales y de la que son víctimas habituales los turistas nacionales o extranjeros. Fuertes también añadió que, en determinadas épocas del año, como de cara a la temporada estival, el grupo también se ocupará de la prevención del consumo de alcohol en la vía pública y en las proximidades de las zonas de ocio, así como del consumo de estupefacientes y tráfico a pequeña escala.
Junto a estas dos actuaciones, el Grupo de Respuesta y Prevención también se ocupará, entre otras, de establecer de dispositivos estáticos de control de tráfico; la prevención e intervención ante hechos delictivos; la actuación en situaciones que pudieran alterar la seguridad ciudadana; despliegue preventivo de seguridad para autoridades e instalaciones municipales; las ejecuciones de órdenes judiciales y/o administrativas que puedan suponer la alteración de la seguridad ciudadana; la vigilancia de las zonas rurales del término municipal; y el control de zonas peatonales y de zonas de especial interés comercial y hotelero, entre otras, según añadió el edil de Seguridad.
José Bañuls manifestó que esta nueva unidad de Policía Local viene a "dar respuesta" a las peticiones ciudadanas, de comunidades y de empresarios, fundamentalmente hoteleros, que reclamaban "la resolución de problemas de seguridad y convivencia que afecten a la tranquilidad ciudadana y que requieren la adecuada intervención y, sobre todo, continuidad para su resolución".
El grupo comenzará a actuar de inmediato, con turnos semanales, aunque en operativos y casos específicos, como en las operaciones especiales de llegada de turistas por temporada alta o en la organización de grandes eventos musicales o deportivos, está previsto que puedan coincidir todos los agentes que lo componen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook