08 de mayo de 2008
08.05.2008
INFRAESTRUCTURAS

La Nucía elimina 4.500 fosas sépticas y 30 depuradoras de las urbanizaciones

El Ayuntamiento crea las redes de alcantarillado en 24 zonas residenciales que benefician a 7.500 viviendas

08.05.2008 | 02:00
Una imagen de las obras de reurbanización de El Tossal, en fase de ejecución

E
n el plazo de dos años, el Ayuntamiento ha eliminado 30 depuradoras y 4.500 fosas sépticas en 24 urbanizaciones diseminadas a lo largo de su término municipal. Este es el resultado del plan de reurbanización de las zonas residenciales del municipio, en el que actualmente están en fase de ejecución las obras en las últimas cinco urbanizaciones que restan por terminar, en los que el Consistorio ha asumido íntegramente el coste de los trabajos que ascienden a 18 millones de euros. En los proyectos se incluía una renovación integral de las redes de agua, para evitar fugas de las conducciones, y la construcción de las redes de alcantarillado y, en algunos casos, del alumbrado público, del que carecían, según dio ayer a conocer el alcalde del municipio, Bernabé Cano.
Cano visitó las obras de reurbanización del complejo de El Tossal, la última de las urbanizaciones en la que se aplica este plan municipal. La depuradora de esta urbanización fue clausurada el pasado verano, dado que la planta había quedado obsoleta y se había convertido en una balsa de aguas fecales, foco de olores y de insectos, según aseguró el primer edil nuciero.
En todas las urbanizaciones se han creado nuevas redes de alcantarillado que han beneficiado a 7.500 viviendas, y se han eliminado 30 pequeñas depuradoras construidas en su día para atender las necesidades de estos complejos residenciales, y 4.500 fosas sépticas en las que se vertían las aguas residuales.
Con la modernización de las infraestructuras las redes de las zonas residenciales se han conectado a los colectores principales construidos en su día por la Generalitat que conducen el agua a las plantas depuradoras de Altea y de Sierra Helada, en Benidorm, en función de la zona donde se ubican.
La reurbanización de El Tossal supone una inversión de 2,5 millones de euros, "que de haberse repercutido en las 255 viviendas existentes en la urbanización, les hubiera correspondido pagar a razón de 9.000 euros por casa", señaló Bernabé Cano, quien agregó que todas estas inversiones las ha asumido íntegramente el Ayuntamiento con el fin de conseguir una mayor calidad de vida a los habitantes de estas zonas y dotarles de las infraestructuras necesarias de las que hasta ahora carecían. Según indicó, en el municipio había urbanizaciones con más de 25 años de antigüedad, "que nunca habían tenido ni un sólo punto de alumbrado público".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook