07 de mayo de 2020
07.05.2020
Información

Ecologistas denuncian la destrucción de una colonia de avión zapador en Crevillent

Estas aves están incluidas como vulnerables. Los hechos se han puesto en conocimiento de la Conselleria de Transición Ecológica por si fueran constitutivos de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna

07.05.2020 | 10:08
Ecologistas denuncian la destrucción de una colonia de avión zapador en Crevillent

La pasada semana miembros de la Sociedad Ilicitana de Ornitología (SIO) localizaron una pequeña colonia de avión zapador Riparia riparia en una planta de áridos situada en Crevillent. Al visitar la zona pasados unos días pudieron comprobar que ésta había sido destruida al haber actuado con maquinaria pesada sobre la zona donde se encontraba la colonia.

El avión zapador es un ave incluida como "vulnerable" en el anexo I del Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas de Fauna, estatus en el que se incluyen a aquellas especies que corren el riesgo de pasar a la categoría anterior (En Peligro de Extinción) en un futuro inmediato si los factores adversos que actúan sobre ella no son corregidos.

Ante este situación, la SIO, la Colla Ecologista - Cultural El Campanà y la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) han denunciado los hechos ante la Conselleria de Transición Ecológica, considerando que podrían ser constitutivos de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna.

Según informan las organizaciones en un comunicado de prensa, el avión zapador es una especie perteneciente a la familia de las golondrinas que nidifica en taludes y cortados de tierra o arena, ya sea de origen natural o artificial como en este caso. En ocasiones se ha detectado la instalación de colonias en taludes formados en obras o canteras, habiendo casos en que se han llegado a acuerdos con los propietarios para respetar durante unas cuantas semanas el área de nidificación, el tiempo necesario para que las aves saquen adelante sus polladas. Los ecologistas lamentan que el propietario haya actuado unilateralmente, destruyendo una colonia de cría de una especie protegida y que no haya dado opción a ser informado sobre su importancia, según se recoge en la misma nota de prensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente