13 de febrero de 2020
13.02.2020

Fuentes debuta el sábado en el Teatro de la Zarzuela

El cantante de Crevillent participará con un rol principal en el reestreno de la ópera «Farinelli» de Tomás Bretón, que no se escenificaba desde 1902

12.02.2020 | 21:04
Fuentes, a la izquierda, en la rueda de prensa de ayer.

Los sueños, a base de esfuerzo, se pueden convertir en realidad. Y el bajo crevillentino Manuel Fuentes así lo está demostrando tras conseguir numerosos premios en los prestigiosos certámenes líricos de Alicante, el «Alfredo Kraus» -que ganó- y los tres galardones extraordinarios en el «Tenor Viñas». Este sábado, el cantante de Crevillent, alumno del reconocido tenor José Antonio Sempere, debutará en el Teatro de la Zarzuela de Madrid. Y lo hará con un papel protagonista en el reestreno de la ópera «Farinelli» del salmantino Tomás Bretón, que no se cantaba sobre un escenario desde 1902.

«El hecho de que haga tanto tiempo que no se representa ha generado mucha expectación. No hay nadie que la haya escuchado. Al no disponer de material audiovisual en el que poder basarte es más dificultoso poder prepararte, pero estamos dedicando todos nuestros esfuerzos para que sea un éxito», explica el joven crevillentino.

Radio Clásica, de Radio Nacional de España, grabará y archivará el reestreno de esta ópera española en la que Manuel Fuentes interpretará a «El maestro», un rol principal que interviene en el segundo acto y con el que compartirá tablas con un elenco completamente profesional. La dirección artística corre a cargo de Daniel Bianco, mientras la musical es responsabilidad de Guillermo García Calvo.

A escena


La ópera se representará en versión concierto en La Zarzuela en dos ocasiones, el sábado y el lunes, a las ocho de la tarde. Ayer, los artistas ensayaban por primera vez con orquesta tras una rueda de prensa a la que acudían numerosos medios nacionales ante la espectación por el reestreno. «Es un verdadero honor poder realizar este papel en una ópera preciosa y que dará que hablar», apunta Fuentes, que consiguió introducirse en este complicado teatro gracias a su triunfo en el concurso Alfredo Kraus. El bajo crevillentino tiene por delante un año muy intenso, pero hoy ya ha cumplido un sueño al poder meter la cabeza en La Zarzuela. «Es muy difícil llegar hasta aquí, tengo que aprovecharlo, dejar el pabellón muy alto y seguir trabajando duro», sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente