26 de noviembre de 2019
26.11.2019

Crevillent prepara un plan para reactivar las cantinas deportivas y que sean rentables

El equipo de gobierno explica en el pleno que está diseñando un nuevo pliego para mejorar las instalaciones y que las empresas que opten a la gestión tengan más flexibilidad horaria

25.11.2019 | 22:26
El Ayuntamiento de Crevillent.

El PP pide al tripartito que medie para acelerar las obras del Teatro Chapí.

Dos de tres cantinas municipales en Crevillent están cerradas porque el concesionario renunció a ellas por el poco nivel de ingresos que obtiene vendiendo refrescos y otros productos. Para cambiar la situación el Ayuntamiento está redactando un nuevo pliego de gestión de estas instalaciones para que las empresas que opten a gestionarlas tengan incentivos y les resulte rentable con horarios de apertura más adaptados, según avanzaba ayer el edil de Deportes, Marcelino Giménez, durante el pleno ordinario tras responder a las críticas del PP, que reprobaba que el concesionario actual está trabajando con el contrato caducado desde hace cerca de un mes. En este sentido, desde el ejecutivo local reconocían que la concesión no está en vigor pero indicaban que han preparado un documento provisional hasta finales de diciembre, mientras se culmina el nuevo pliego, para que el empresario abone la parte proporcional del canon.

En cuanto a las cantinas, la del pabellón Félix Candela junto al velódromo así como la del barrio de El Calvario llevan años cerradas a pesar de que hay demanda de este servicio en ocasiones especiales como ciertos encuentros deportivos, en el primer caso, o durante el Viernes Santo, cuando es multitudinaria la afluencia de vecinos que se concentran al norte del municipio para ver los pasos de la Semana Santa y no cuentan con un servicio de venta de refrigerios, teniendo en cuenta que la zona del Calvario carece de tejido comercial. Durante otras celebraciones como las fiestas de San Cayetano o las del Pont este entorno también se masifica y el municipio podría beneficiarse de barras de este tipo, según Giménez.

Por ello, desde el ejecutivo local reseñan que el nuevo pliego será más flexible ya que no obligará al futuro concesionario a abrir durante todo el año, sino que el horario de apertura se adaptaría a eventos particulares, ya que en el caso de este pabellón deportivo han recogido las impresiones de los clubes, que proponen que pueda abrirse entre seis y ocho veces al año cuando hay partidos reseñables harían viable que estuviese abierto.

Pliego


Por otro lado, aseguran desde el ejecutivo que este pliego también contempla una mejora de las instalaciones, ya que se está revisando la normativa para que puedan estar adaptados en materia de accesibilidad universal y con nuevas conexiones de luz y agua, por ejemplo. Desde el Ayuntamiento explican que el pliego se ha retrasado porque tenían que estudiar la manera de que la cantina del barrio del Calvario pudiese entrar en el mismo contrato con el resto, ya que no es una instalación aparejada a un espacio deportivo. La concesión también incluiría la cafetería que está prevista para la Ciudad Deportiva Juan Fran Torres y la del estadio Enrique Miralles, que es la única que está funcionando en la actualidad.

Durante el pleno también saltaron los reproches sobre el esperado Teatro Chapí. El exalcalde, César Asencio, del PP, criticó el retraso en la construcción del centro cultural y reclamó que el tripartito medie para que el Consell se de prisa para iniciar las obras, mientras que el concejal de Cultura, Jesús Ruiz, volvió a reiterar que la Generalitat tiene intenciones de construir pero los plazos se han alargado porque se dieron varias bajas temerarias de las empresas que optaron a asumir la dirección de obra.

Críticas


El PP criticó también que el equipo de gobierno no sea coherente con sus programas electorales por sacar a licitación el servicio de socorrismo de la piscina climatizada en lugar de optar por la municipalización. Sin embargo el tripartito respondió que van a controlar que se cumpla el contrato y acusó a los populares de no haber fiscalizado bien algunos servicios privatizados en otros mandatos anteriores.

En cuando a mociones, se aprobó una presentada por el tripartito y apoyada por Cs y PP contra la violencia de género, aunque no salió como declaración institucional porque Vox no se sumó al insistir que debe desarrollarse una ley de violencia intrafamiliar para proteger tanto al hombre como a la mujer por igual. Por otro lado no salió adelante la propuesta de los populares en defensa de la libertad educativa y de los centros concertados con el voto de calidad del alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Lo último Lo más leído