18 de noviembre de 2019
18.11.2019

Contra el incivismo en la Gola de Santa Pola

Unos cincuenta voluntarios limpian la playa de residuos abandonados por pescadores y cañas de río devueltas por el mar tras la DANA

17.11.2019 | 19:33
Voluntarios durante la jornada de limpieza de microplásticos en la playa de la Gola y junto a las Salinas de Santa Pola, ayer, que reunió a familias al completo.

Guantes, botas, una bolsa de basura y sensibilización. Esos son los ingredientes que ayer necesitaron unos cincuenta voluntarios para limpiar la playa de la Gola y el sector del Pinet próximo al paraje natural de las Salinas en Santa Pola. Aunque la jornada estaba dedicada a la limpieza de microplásticos que han ido a calar a la arena, finalmente los participantes llenaron 80 bolsas de basura industriales con todo tipo de materiales. Desde colchones abandonados hasta ruedas con llantas, botellas de plástico de consumo diario dentro de la arena, restos de barbacoas con las parrillas y cubiertos. Según David Martínez Baile, organizador de esta salida y responsable de Nasinba (Naturaleza sin basura), «vimos de todo, pretendíamos limpiar lo que venía de las tormentas marinas por la DANA y nos hemos encontrado con un mal uso del disfrute de la playa». Desde el colectivo indican que parte del problema se debe al incivismo de ciertos pescadores de recreo, ya que una gran parte son los que acuden al lugar cuando cae la noche para echar las cañas.

Después, no todos recogen los enseres y por ello ayer se encontraron redes, anzuelos o hilos de pescar, y consideran que una parte de los plásticos recogidos también provienen de estos pescadores, ya que las playas tienen poco tránsito fuera de la temporada estival y justo después del verano es cuando se abre más la veda a este colectivo, que tienen menos limitaciones de horario para pescar en los meses de invierno.

Indican que el problema no es una falta de limpieza de las playas, ya que entienden que el servicio se presta bien, pero responden que la inversión que ya hace el Ayuntamiento sería más efectiva si se reforzasen las patrullas de vigilancia para evitar que los envases que sedejan no terminen en el mar por el viento o la subida de la marea. Al comienzo de la jornada, los asistentes se repartieron en dos grupos de trabajo. El primero se quedó por el entorno del embarcadero de La Gola y el segundo acudió a la zona limítrofe entre Elche y Santa Pola en la playa del Pinet, en el parque natural de las Salinas, que también colaboró con esta actividad con motivo de la semana medioambiental europea, al igual que Urbaser, que ofreció bolsas y recogió las bolsas, o el Consistorio que difundió la actividad.

El responsable del parque natural condujo a los voluntarios, que le seguían con coches todo terreno hasta las zonas degradadas. Explican los organizadores que la parte más dañada se encuentra en las dunas, pero al tragar la corriente los restos no pudieron recoger los microplásticos que querían, aún y así descartan que Santa Pola esté gravemente damnificada por este tipo de materiales, ya que donde más se aprecian es en Guardamar.Sin embargo, encontraron un alto índice de cañas de río que provienen de la desembocadura del Río Segura y que cubrían parte de la playa de la Gola, ya que tras la gota fría que asoló a la Vega Baja también se han notado los efectos en las playas de la villa marinera. Desde Nasinba piensan retomar la limpieza porque han encontrado otros sectores repletos de residuos en el Pinet.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente