08 de noviembre de 2019
08.11.2019

Fomento resuelve las alegaciones y da vía libre al nuevo acceso a Santa Pola por la N-332

El Ministerio da por finalizado el periodo de exposición pública, tras incluir las mejoras propuestas por el Ayuntamiento en 2017

08.11.2019 | 00:07
Tramo en el que el Ministerio de Fomento piensa actuar para combatir un punto negro.

Las obras costarán cerca de 4 millones de euros pero se desconoce cuándo se producirá la licitación de los trabajos.

Santa Pola definitivamente tendrá un nuevo acceso al municipio por la N-332 para evitar un peligroso cruce que ya se ha saldado con varias víctimas mortales durante los últimos años. El Ministerio de Fomento comunicaba ayer que se ha aprobado de forma definitiva el proyecto incluyendo una doble rasante o salto a nivel, tal y como solicitó hace dos años el Ayuntamiento, entonces comandado por un tripartito de izquierdas, para conseguir de este modo una entrada que consideraban más segura. Con este trámite concluye la exposición pública del plan de seguridad vial.

La reordenación de los accesos serán en la carretera N-332 con enlace de Santa Pola a la altura del «km. 87,800 al 88,700» para salvar el peligroso cruce de entrada y salida al núcleo urbano de la villa marinera a la altura del antiguo y abandonado hotel Rocas Blancas, un punto negro que incluso está registrado en la lista de la Dirección General de Tráfico por haberse producido más de veinte accidentes, ya que es un tramo de gran concentración de vehículos. El objeto del proyecto trata de «resolver la intersección de acceso a la Ronda de Santa Pola con la N-332, que en la actualidad está dotada de carriles centrales para canalizar los giros a izquierda y constituye un lugar especialmente conflictivo desde el punto de vista de la seguridad vial, indican desde el Ministerio. Además, este tramo tiene una intensidad media diaria muy elevada y la elevada demanda de los conductores para entrar al municipio incrementa de forma alarmante la espera de vehículos en el carril central que permite el giro a Santa Pola.

Con esta obra se permitiría que los accesos sean independientes para que los conductores que quieran continuar por la nacional puedan hacerlo, mientras que quiénes accedan a la localidad no tengan que esperar en un carril si no que entren por un vial a otro nivel que aliviaría el tráfico, todo ello distribuyendo el tráfico en ambas direcciones a través de una nueva rotonda. El presupuesto estimado para la obra es de 3,92 millones de euros, según asegura Fomento en un comunicado, aunque no se han puesto fechas sobre cuando podría comenzar la licitación de estos trabajos que serán asumidos por el Gobierno central y el Consistorio no tendrá que destinar fondos propios para esta mejora en la circulación.

Desde esta vía se accede a la Ronda norte por la N-332 tanto si se viene desde Alicante como cuando la procedencia es de Torrevieja.

En marzo de 2018 el proyecto fue objeto de información pública mediante anuncio en el BOE y se tuvieron en cuenta tanto las alegaciones del Ayuntamiento como de la Generalitat Valenciana, por lo que en su momento se modificó el diseño del proyecto incorporando un nuevo ramal que permitirá el movimiento de salida del núcleo urbano hacia Cartagena.Esta inversión en seguridad vial es una reivindicación histórica que durante años han manifestado diferentes grupos políticos que han instado en los últimos años al ejecutivo a disponer de partida en los presupuestos generales para combatir el punto negro, ya que el tráfico en el tramo aumenta considerablemente en temporada estival, cuando se multiplica la población en Santa Pola y los atascos son continuos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente