25 de octubre de 2019
25.10.2019

Santa Pola contará en 2020 con una escuela de tecnificación de windsurf

El Club Náutico presenta su proyecto al Grupo de Acción Local de Pesca para poder optar a ayudas

24.10.2019 | 20:49
Un aficionado practica windsurf durante el verano en una playa de Santa Pola, en imagen de archivo.

El regatista Iván Pastor será la imagen del centro e impartirá las clases una vez acabe su participación en las Olimpiadas de Tokio.

Santa Pola será en unos meses uno de los primeros municipios de la costa valenciana que contará con un centro de tecnificación para profesionalizar la práctica del windsurf. Esta es una iniciativa que desde hace tiempo se está gestando desde el Club Náutico de Santa Pola y amparada por la Federación Valenciana de Deportes de Vela, aunque recientemente han dado un paso más y han presentado el proyecto de este futuro centro de entrenamiento al Grupo de Acción Local de Pesca Bahía de Santa Pola-Guardamar (GALP), ya que es el ente que se encarga de gestionar ayudas que provienen de varios fondos europeos para impulsar una estrategia territorial que en este caso serviría para promocionar el sector náutico. Con el paraguas del GALP podrían concurrir a subvenciones que cubran, al menos, el 50% de la iniciativa.

El objetivo es que los regatistas de cualquier punto del mundo puedan acreditarse en esta disciplina para dar el salto del simple entretenimiento a la carrera profesional como la del regatista olímpico santapolero Iván Pastor, que será la imagen de esta escuela. Aunque se desestimen las ayudas, el Club Náutico asegura que el centro será una realidad en 2020 porque ya tienen previstos en los presupuestos internos del colectivo una partida para cubrir la ejecución de estas infraestructuras. Se destinarán unos 35.000 euros para habilitar un despacho adjunto que tiene el club entre el espacio de las naves de vela ligera y el varadero. Allí se colocarán varios módulos como contenedores para disponer de todo el material necesario y que puedan realizarse las pruebas. Con este centro se permitirá la navegación y también se recibirá formación teórica en seco que explique cómo aprovechar las posiciones de este elemento de navegación. Tendrán, después, que estudiar la dinámica de estas clases en cuanto a la forma de evaluación.

Según Pascual Orts, presidente del Club Náutico, hasta la fecha con carácter deportivo podían emitir certificado de los cursos en secciones de remo y vela ligera, pero con este centro se dará una tecnificación más profesional porque «queremos llegar a la élite en windsurf», señala. Para ello necesitarán de un mínimo de dos monitores que atiendan a los inscritos y dependiendo de la demanda que tenga esta formación se combinaría el personal con monitores externos o mediante un suplemento de horas a los monitores que ya tiene capacitados el club en vela ligera y remo. En cualquier caso la Federación valenciana de vela les apoyará económicamente para afrontar ciertos costes.

Desde el Club Náutico indican que esta es una oportunidad para fortalecer el turismo náutico mostrando las «magníficas cualidades y condiciones de la bahía de Santa Pola», además de contar con el sello de Iván Pastor, que atraería a regatistas internacionales, porque verían en él una garantía. Está previsto que el santapolero pueda dedicarse a la enseñanza en esta futura escuela en cuanto termine su periodo de competición tras las Olimpiadas de Tokio de 2020, ya que ahora está inmerso en la previa de la preparación.

Más de un millón para iniciativas empresariales


El GALP de Santa Pola-Guardamar dispondrá de más de un millón de euros en la próxima convocatoria de ayudas para financiar proyectos hasta 2022 que entren en la estrategia territorial y se aumenta en esta edición la cuantía financiable, que parte del 50%. Por otro lado, durante una reunión esta semana el colectivo ha establecido que el 20 de diciembre se cerrará el plazo para presentar propuestas. Por el momento se han presentado menos de diez iniciativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente