08 de julio de 2019
08.07.2019

Santa Pola logra el cierre total del gran comercio los días en honor a las patronas

La Conselleria de Economía Sostenible aprueba la declaración del Ayuntamiento de excluir el 16 de julio y el 8 de septiembre del calendario de la zona de gran afluencia turística

07.07.2019 | 19:57
Los vecinos de Santa Pola honran a la Virgen del Carmen durante la procesión.

Los negocios que no superen los 300 metros tendrán libertad para abrir.

Después de años de reivindicaciones, finalmente las grandes superficies comerciales de Santa Pola así como el pequeño y mediano comercio cerrarán durante la festividad en honor a la Virgen del Carmen, el próximo 16 de julio, así como el día de la patrona en honor a la Virgen de Loreto, el 8 de septiembre. Se llega a esta determinación después de que el nuevo Consell haya hecho efectiva la solicitud que realizó hace un año el Ayuntamiento para excluir de manera permanente del calendario de zona de gran afluencia turística (ZGAT) ambas fechas, que son los días grandes para los residentes de la localidad.

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo emitió hace unos días una resolución en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana con la que declara inhábil comercialmente a todas las superficies del municipio para que los empleados puedan descansar ambos días. Este cambio modifica la resolución que emitió hace más de dos décadas el director de Comercio de la época cuando declaró a Santa Pola zona de gran afluencia turística, porque entienden desde la Administración autonómica que prima el interés general de los santapoleros por disponer de descanso en ambos festivos locales ya que hay una fuerte tradición marinera por acudir a los actos que se celebran para honrar a las dos imágenes. Sin embargo, desde el ejecutivo local señalan que estarán obligados a cumplir la resolución todos aquellos establecimientos que superen los 300 metros cuadrados sin computar almacén, por lo que quiénes incumplan se enfrentan a sanciones y los de superficie inferior están exentos, aunque la voluntad de la mayoría de negocios locales es cerrar como hasta la fecha.

Desde la asociación de comerciantes exponen que el pequeño comercio siempre suele respetar las fiestas locales porque tienen la costumbre de celebrar en familia los actos, pero los hipermercados sí que abrían, lo que lastraba a aquellos empleados que quisieran descansar y aumentar la conciliación familiar.

Desde la Unió de Festers de Santa Pola también se congratulan de este cambio porque entienden que había una parte de la población que no podía acudir ningún año a ciertos actos. Sin embargo, también se ha llegado a la conclusión de que en caso de que coincidan dos festivos consecutivos las grandes superficies tengan posibilidad de abrir unas horas para que el municipio no se quede desprovisto de estos servicios, teniendo en cuenta que en temporada estival la villa marinera multiplica su población y tanto segundas residencias, hoteles y apartamentos turísticos se llenan. Sin embargo es difícil que se de esta circunstancia porque los domingos las grandes superficies ya abren por pertenecer a la zona de gran afluencia turística.

Acuerdos

El debate sobre la exclusión de la ZGAT en estos días concretos ya se tomó en septiembre de 2018 de forma formal durante un consejo de comercio y turismo organizado por el cuatripartito. A esta reunión acudieron integrantes de la federación alicantina de comercio de la pequeña y mediana empresa (Facpyme), la asociación de comerciantes, así como sindicatos y representantes de las distintas fuerzas políticas. Por primera vez se sumó también como invitados al órgano la Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged) y la Asociación de Supermercados de la Comunidad Valenciana (Asucova), que representan a las principales cadenas de supermercados del municipio, que no eran demasiado partidarios al cierre en unas fechas de tanta afluencia pero entendieron el interés general de ambas citas.

De sardinadas a ofrendas por la Virgen del Carmen

Las fiestas en honor a la Virgen del Carmen que organiza la Cofradía de Pescadores comenzaron este fin de semana en Santa Pola con una sardinada. El próximo domingo está previsto el homenaje a la gente del mar, así como la ofrenda y serenata a la virgen por la Quinta del 65.  El 15 de julio habrá mascletà nocturna y el 16 de julio cerrarán los actos con un homenaje a los marineros jubilados que hayan cumplido ochenta años y la solemne procesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente