07 de mayo de 2019
07.05.2019
Crevillent

El alcalde propone activar el estanque del Parc Nou con su plan de piscinas

Asencio anuncia un proyecto de un millón de euros para dinamizar el principal pulmón verde del municipio, que además de la zona de baño contemplaría pistas deportivas, cafetería y un riachuelo con cascada

06.05.2019 | 22:54
Presentación, ayer en el Centre Jove, del proyecto de piscinas municipales para el Parc Nou.

Compromís impugna el pliego de redacción de las obras.

El principal pulmón verde de Crevillent podría volver a contar con un estanque artificial por el que no discurre agua desde hace más de dos décadas, con la idea de dar más vida al Parc Nou, según las estimaciones del ejecutivo local, que ayer presentó, a menos de un meses de las elecciones, el proyecto de piscinas de verano que quieren para Crevillent en este parque principal. El alcalde a la cabeza, César Asencio, expuso ayer en el Centre Jove el plan de un millón de euros que comprende un complejo recreativo con piscinas, cafetería o una pista de fútbol sala, además de potenciar la dinamización cultural ofreciendo el espacio para representar obras de teatro al aire libre o vincular la actividad del Museo Arqueológico con este entorno natural público.

Complementando a las piscinas, el primer edil ha anunciado que se estudiará la forma de volver a activar el estanque artificial de unos 70 metros en el centro del parque que está sin uso desde hace más de veinte años, ya que en su momento se anotaron filtraciones y el canal se obstruía debido a los actos vandálicos, por lo que en su momento se optó por dejar de bombear agua en este circuito cerrado.

El alcalde abre la vía para recuperar este sistema para mejorar la imagen del parque y sostienen desde el PP que no tendría unos costes elevados porque los trabajos serían meramente para reforzar la conducción. Por otra parte, Asencio reiteró ayer que el Parc Nou no se verá de ninguna manera mermado al instalar unas piscinas con lámina de agua salada de casi 500 metros cuadrados para que puedan bañarse 250 personas. Considera que el aparcamiento en el entorno es suficiente y que las especies de arbolado como los ficus que hay sobre el futuro complejo de 3.800 metros cuadrados se replantarán en otros puntos del parque menos poblados, idea en la que insistieron también otros ponentes como Alfredo Mas, experto de obras y licencias que además está en la lista del PP a nivel local. En cuanto a la cafetería, el gobierno local sigue manteniendo que este establecimiento, dentro de la zona de baño, será independiente a la piscina y tendrá actividad durante todo el año y no solo en verano. Está previsto que el proyecto se ejecute durante diez meses y podría financiarse al 40% por la Diputación, aunque, todavía no se ha estimado esta ayuda que se solicitó hace un año en el plan de obras del órgano provincial.

Oposición


Así las cosas, este es el proyecto que los populares quieren desarrollar si gobiernan en la próxima legislatura, teniendo en cuenta que otros grupos como Compromís tienen una idea muy diferente de piscina municipal y de hecho en los últimos tiempos han criticado duramente desde la coalición al PP por elegir una ubicación que consideran dañina para el devenir del parque. Entienden que se limitarían las zonas verdes, tal y como en su día denunciaron también desde el PSOE, y los usuarios tendrían serias dificultades para aparcar en las calles anexas, un hecho que desmiente el alcalde, que promociona las piscinas en el parque como el lugar más accesible e idílico. Por otra parte,la redacción de las obras de las piscinas que el ejecutivo local sacó a licitación sigue paralizado después de que Compromís presentara alegaciones contra el documento técnico porque entienden que el Ayuntamiento no ha justificado que como Administración local no tenga medios municipales para haber delegado en empresas externas la redacción del proyecto del complejo, por lo que hasta la fecha sigue paralizado este pliego y está previsto que se estimen, o no, en los próximos días, las alegaciones.

Décadas de traslados a otros municipios durante el verano

La ausencia de unas piscinas municipales al aire libre fuerzan a muchos residentes de Crevillent a tener que marchar fuera de su municipio cuando el calor aprieta por la falta de este tipo de servicios recreativos, ya que las pocas opciones que tienen parten de iniciativas privadas y los precios no terminan de ser populares para los bolsillos de muchos. La única instalación acuática pública es una piscina climatizada en el gimnasio municipal, que resulta insuficiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente