24 de abril de 2019
24.04.2019

La Policía Nacional interviene 23.000 artículos falsificados en Crevillent en una operación liderada desde Denia y Benidorm

La operación pertenece a una segunda fase de una investigación liderada por agentes de Dénia y Benidorm que ya se saldó con la intervención de otros 200.000 efectos en Manises

24.04.2019 | 13:28
La Policía Nacional interviene 23.000 artículos falsificados en Crevillent en una operación liderada desde Denia y Benidorm

Agentes de la Policía Nacional han detenido a los seis cabecillas de una organización criminal destinada a la falsificación de artículos en la zona del levante. Las detenciones de estos presuntos cabecillas de una organización criminal dedicada a la venta y falsificación de diversos tipos de productos, fueron fruto de la segunda fase de una investigación llevada a cabo por agentes de la brigada de policía judicial de la Policía Nacional pertenecientes a las comisarías de Denia y Benidorm.

En la primera fase del operativo los grupos de policía judicial de las comisarías de Policía Nacional de Denia y Benidorm registraron 5 naves industriales en Manises (Valencia) y se incautaron de más de 200.000 efectos falsificados valorados en más de 4.000.000 de euros y procedieron a la detención de 45 personas.

Esta segunda fase de la investigación proviene a raíz de las pesquisas recabadas en la primera fase, se centró más en la investigación sobre las personas que se encontraban detrás de los entramados societarios y mercantiles, siendo estos los motores de este tipo delictivo y últimos destinatarios del lucro que produce.

Las pesquisas practicadas llevaron a los agentes a ubicar seis establecimientos en la localidad de Crevillent, donde presuntamente se vendían objetos falsificados.

Una vez se produjeron los registros pertinentes en cada uno de los locales, los policías se incautaron de más de 23.000 efectos falsificados valorados en más de 2.000.000 de euros según expertos de las marcas que acompañaron a los agentes, una prensa térmica textil de uso industrial con logotipos de multitud de marcas conocidas, deteniendo también a los presuntos seis cabecillas de la organización.

Los detenidos tres hombres y tres mujeres todos de nacionalidad china con edades comprendidas entre los 31 y los 46 años de edad, fueron puestos a disposición del Juzgado en Funciones de Guardia de Benidorm.

La investigación ha concluido con la detención de 51 personas, incautándose de más de 223.000 efectos falsificados y todo ello por un valor superior a los 6.000.000 de euros.

Golpe a las falsificaciones

Esta operación llega dos meses después de que la Guardia Civil y la Agencia Tributaria llevaran a cabo en febrero dos operaciones contra las falsificaciones, que culminó con la investigación de cuatro personas como presuntas autoras de un delito contra la propiedad industrial. En total se han intervenido 24.853 prendas, cuyo perjuicio para las marcas asciende a 1.267.100 euros. Así mismo, en la localidad de Crevillent, la Guardia Civil levantó acta administrativa por una infracción de contrabando de 1.814 cajas de juguetes y que no habían pasado las inspecciones pertinentes de seguridad.

La primera operación se realizó en el aeropuerto de Alicante-Elche al descubrir, en la maleta de una ciudadana china, 8.600 logos falsificados de una marca de renombre. Sin domicilio conocido en España y tan sólo con un pasaporte de turista, investigadores de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) de la Guardia Civil, lo tuvieron muy complicado para averiguar el destino final al que acudiría esta mujer para colocar esos logos.

Las pesquisas llevaron a los agentes hasta un familiar que residía en Elche. Casualmente, este familiar trabajaba en un comercio al por mayor y por menor de prendas de vestir y calzado, situado en un polígono industrial de esa ciudad. Pero realizar una inspección del establecimiento en ese momento, habría desvelado sólo una parte del presunto delito de falsificación.

Decidieron continuar con vigilancias discretas sobre las personas relacionadas con el local, y averiguaron que frecuentaban dos almacenes en el mismo polígono industrial. Las visitas eran asiduas pero cortas. Siempre entraban a escondidas por una puerta del lateral, nunca por la principal.

El día de la inspección definitiva de los tres locales, incautaron 7.344 pares de calzado deportivo falsificado de dos marcas conocidas. Una vez puestos en contacto con las marcas, éstas confirmaron que se trataba de falsificaciones, que en su totalidad, habrían causado un perjuicio económico de 166.580 euros.

Finalmente, la Guardia Civil ha investigado a tres personas, dos hombres de 41 y 42 años, y una mujer de 66, todos de nacionalidad china, por un delito contra la propiedad industrial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente