16 de marzo de 2019
16.03.2019
Crevillent

La Subdelegación del Gobierno tumba la RPT de Crevillent por no ajustarse a la ley

El pleno anulará el acuerdo de la relación de puestos de trabajo para modificar el complemento específico, que queda por encima del margen legal

15.03.2019 | 22:12
Agentes de la Policía Local de Crevillent, en imagen de archivo.

Un informe del tesorero ya anunciaba irregularidades.

La Subdelegación de Gobierno ha instado a Crevillent a anular la nueva relación de puestos de trabajo (RPT) para los funcionarios públicos por no ajustarse a los parámetros legales, ya que el complemento específico se sale de los índices permitidos. A menos de tres meses de que se aprobara por pleno la nueva RPT después de más de tres años de duras negociaciones con los sindicatos UGT, CSIF y SEP, ahora el Gobierno central ha puesto trabas al organigrama que el Ayuntamiento ha diseñado sobre los funcionarios públicos y las retribuciones que obtendrán.

Desde la Subdelegación de Gobierno emitieron hace unos días un informe en el que daban el plazo de un mes, a punto de expirar, para que se anule el acuerdo plenario que aprueba esta relación de puestos públicos, porque se ha excedido el 75 por ciento de tope que puede darse al complemento específico, según indica el Real Decreto 861/1986 que fija los límites de los complementos en el régimen de las retribuciones de los funcionarios de la Administración local.

Ante este escenario lo que queda claro es que la nueva RPT queda bloqueada y sin fecha para entrar en vigor, y por ahora el gobierno local, a través del área de Personal, está estudiando la manera de redistribuir la cantidad excedida hacia otros complementos como el de destino o productividad para el cuerpo de la Policía Local, por tratarse de un cuerpo especial. Para ello tienen previsto reunirse con los sindicatos próximamente para encauzar la situación, ya que estos últimos no entienden cómo ni los técnicos municipales ni el asesor de la Diputación provincial que ha ayudado a confeccionar esta relación no previeran que las cuentas no estaban acordes a la ley.

Informe

Se ha dado la circunstancia, incluso, de que el propio tesorero del Ayuntamiento ya emitió un informe el 18 de enero en el que se negaba a aplicar la subida de salarios en base a la nueva RPT porque se contravenían algunos principios legales sobre el real decreto antes citado y la Ley del Presupuesto General, y por lo tanto los más de 370.000 euros que cuesta asumir la nueva relación de puestos de trabajo quedarán en el aire hasta que se revisen estos complementos. Así las cosas, los funcionarios tendrán que esperar a esta subida que afecta a agentes de la Policía Local, conserjes, psicólogos y jefes de negociado, entre otros, mientras que policías de segunda actividad, auxiliares administrativos o agentes de medio ambiente tendrían una reducción, según el documento en reestudio. Ante esta situación el alcalde, César Asencio, reconoce que ya estaban excedidas las retribuciones y que la negociación tenía como objetivo «un ajuste para evitar discriminaciones y agravios comparativos entre diferentes puestos».

Aún y así el primer edil se defiende de esta paralización aludiendo a que advirtió en varias ocasiones a las fuerzas sindicales de que cabía la posibilidad de que el acuerdo de la negociación se anulase, como ha pasado, «así que no me culpen, ellos han ido a la presión por la cantidad del dinero y ya decíamos que los topes no podían superarse», según el alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente