05 de marzo de 2019
05.03.2019
Crevillent

Las obras del Teatro Chapí se adjudicarán en 15 días y se contemplan salas de ensayo

El secretario autonómico de Cultura dice que el proyecto será realidad en dos años y da luz verde a que el edificio incorpore zonas de exposición y una cafetería independiente al uso del centro cultural

04.03.2019 | 23:16
Ediles de Compromís y el secretario autonómico de Cultura, ayer junto al solar donde irá el teatro.

Sigue abierto el debate sobre los usos del inmueble.

Nuevas claves para el futuro Teatro Chapí de Crevillent. Las obras se adjudicarán en 15 días y se tendrán en cuenta las propuestas municipales para que el edificio gane en funcionalidad con zonas de ensayo y una cafetería con horarios independientes al centro cultural para garantizar la actividad. Estos son algunos de los compromisos que ayer cerró el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, con el consejo del Ateneo municipal en el que participó para explicar el avance del proyecto a los grupos políticos y a las entidades locales como la Unión Musical y la Coral Crevillentina, que están representadas en este órgano consultivo.

Durante la jornada, el jefe del servicio de promoción cultural y apoyo técnico de la Conselleria de Educación, LLuis Orts, explicó cómo quedarían estas infraestructuras que contemplan un escenario con proyector de cine y aforo para 644 personas además de foso para orquesta, salas de vocalización, camerinos o archivo. El secretario autonómico, además, aprobó de entrada algunas propuestas del Ateneo municipal como permitir que la futura cafetería del edificio tenga un acceso directo desde el exterior con un cerramiento propio, es decir, que pueda estar en activo independientemente de que haya funciones o conciertos en el teatro, una medida que incentivaría que las empresas opten a gestionar este servicio. Desde el gobierno autonómico también ven con buenos ojos que se limite el número de oficinas en la planta alta en beneficio de salas de ensayo o espacios para exposiciones, al igual que se sopesa que el montacargas aumente sus dimensiones para facilitar el transporte de accesorios y decoración desde el sótano hasta el escenario, que no interferiría para el desarrollo de la plataforma móvil que está prevista en el foso y que se elevaría para convertirse en una extensión del escenario. Todas estas modificaciones al proyecto original podrán acometerse durante el replanteo y la ejecución, ya que son matices los que cambian en el diseño de la tabiquería pero no puntos estructurales, según apuntan fuentes municipales.

Escuela


En el encuentro de ayer solo se trataron cuestiones técnicas en cuanto a la infraestructura, pero todavía no se ha abierto el debate sobre qué uso se dará del centro cuando se abran las puertas. Queda claro que el proyecto se concibe como escuela teatro, aunque no hay obligación de seguir una formación reglada o no reglada para obtener financiación como sí se deducía del proyecto inicial de 2009, exponen desde el ejecutivo local. Aún y así, el teatro Chapí contempla salas de técnica vocal y canto, teórica y aula relativa a la técnica y expresión corporal, además de espacios de interpretación y caracterización, «y lo lógico sería sacarle provecho a esas salas buscando fórmulas para cerrar acuerdos» con entidades musicales, teatrales y corales para la formación, según el primer edil, César Asencio.

En cuanto a los trámites administrativos para levantar este teatro tan demandado, 14 empresas han presentado ofertas para concurrir a la construcción, aunque en los próximos diez días (a contar desde ayer) se tendrán que resolver los informes de tres mercantiles que están en baja temeraria, según explica Compromís. Después de la apertura de sobres están en el paso previo para adjudicar los trabajos en las próximas dos semanas de este proyecto, que salió a licitación por cerca de siete millones de euros que están contemplados en los presupuestos autonómicos para que se ejecute de manera plurianual entre 18 y 24 meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente