04 de marzo de 2019
04.03.2019
Santa Pola

Un Mig Any con más despliegue

Cerca de 700 festeros desfilan en un largo pasacalles y las celebraciones se cierran con una comida de hermandad

03.03.2019 | 21:24

Jornada de convivencia. Cerca de 700 festeros de la Asociación de Moros y Cristianos de Santa Pola alegran las calles del municipio en un pasacalles para conmemorar el Mig Any fester. Además de presentar los nuevos cargos, estos días se ha rendido homenaje a los cincuenta años de trayectoria de la Comparsa Beduinos y se han celebrado comidas de convivencia por primera vez junto al Castillo y no en el Parque del Palmeral, como de costumbre.

Ritmos acalorados, fusión de colores, música y mucha alegría. Esa es la batidora de definiciones que podrían llevarse los Moros y Cristianos de Santa Pola estos días con motivo de la celebración del Mig Any Fester. Esta nueva edición ha venido con más fuerza, ya que entre otros motivos se cumplen 50 años de la fundación de Los Beduinos, la primera comparsa santa polera que de algún modo fue la semilla del potencial festero que vino después.

En la jornada de ayer se realizó durante el mediodía una entrada de bandas, en la que tres agrupaciones locales y dos de municipios cercanos calentaron el ambiente con las marchas más animadas para la ocasión, en un recorrido que partió desde la calle del Muelle hasta el Palmeral. En este punto esperaban para hacer el mismo recorrido pero a la inversa una comitiva de unos 700 festeros encabezada por las banderas y los cargos de honor de la comparsa mora Beduínos, que fueron los primeros para reseñar, así, su aniversario, e incluso los miembros de la comparsa portaban una chapa con la distinción. Desfilaron en un concurrido pasacalles tanto los Gran Llaganyosos, los embajadores y paladines moro y cristiano, respectivamente, que repetían todos un año más en el cargo. Marcharon, también, los capitanes y capitanas de Los Templarios, Piratas y Astures hasta que llegó el turno de las distintas filás que embaucaron a los asistentes con los coloridos atuendos festeros y la energía con la que marcaban el paso.

Ya en la Glorieta los festeros degustaron una comida del cabasset en una gran barraca instalada en el lateral del Castillo Fortaleza. Es la primera vez que cuentan con esta carpa, cedida por el Ayuntamiento, ya que hasta la fecha solían realizar una paella gigante en el parque del Palmeral. Asimismo, desde la asociación reseñan que este es un paso adelante «que ha motivado mayor implicación de los festeros», y además cerraron el día con el concierto del grupo local «No Name». Los actos del Mig Any comenzaron el sábado con un partido de fútbol entre ambos bandos y la presentación de los nuevos cargos que se estrenaron en un nuevo pasacalles que los condujo a esta carpa en la que hubo una multitudinaria cena de socios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente