19 de febrero de 2019
19.02.2019
Crevillent

El Consell cierra el centro de mayores tras venirse abajo parte de la escayola

El edificio ha sido clausurado y no tiene fecha de apertura hasta que se realice la reparación y se conozcan las causas del desplome en una sala de la segunda planta - El gobierno local buscará espacios para los talleres

18.02.2019 | 21:20
La consellera Oltra, en una visita que hizo al centro.

Los usuarios del Centro Especial de Atención al Mayor (CEAM) de Crevillent se han quedado de manera temporal sin la asistencia que presta en estas instalaciones la Conselleria de Igualdad desde que el pasado fin de semana se desplomasen unas placas de escayola de la segunda planta del edificio, una circunstancia que ha motivado el cierre del edificio de manera eventual.

Desde el gobierno autonómico no han precisado qué ha podido ocasionar el derrumbe de estas placas, aunque sostienen que la parte afectada era una sala restringida que no tenía uso en el momento en el que cayó el material y precisan que «se está trabajando para abrir el centro a la mayor brevedad posible».

El ejecutivo local sostiene que no han recibido ninguna notificación oficial sobre esta deficiencia y señala que, según la versión de los usuarios, tras la caída de las escayolas se desplazó al lugar una arquitecta de la Generalitat que ha radiografiado las dependencias, y de manera preventiva se decretó el cierre a continuación. Se desconoce, por tanto, la magnitud de los desperfectos y si se trata de un problema puntual o existen fallos estructurales en el inmueble, aunque lo que queda claro es que están suspendidas las clases de gimnasia, baile, poesía en valenciano o pintura que se imparten en el centro, además de los servicios de podología o peluquería que se prestan a personas mayores de sesenta desde que el edificio, de la década de los ochenta, fue catalogado como CEAM en 2007.

La concejalía de Bienestar Social tiene previsto para hoy una reunión con la junta de usuarios para mediar ante el problema, y buscar una vía para que los talleres continúen en la medida de lo posible. Según Juana Guirao, edil del área, se podrían adaptar los horarios de algunos espacios municipales como la Casa de Cultura o el Centro de Mayores Parc Nou para albergar estas actividades, aunque para dar ese paso tendrán que conocer cuántos días estará cerrado el inmueble y si el personal de la Conselleria de Igualdad se mantiene aunque cambien el lugar de trabajo de manera provisional.

Uso preventivo


El hogar del pensionista se tranformó en CEAM en 2007 lo que supuso que el inmueble prestase nuevos servicios socio-sanitarios como diagnóstico social, vigilancia médica, prevención de salud, rehabilitación funcional o enfermería y podología, además de talleres para la memoria y autoestima. La Conselleria de Bienestar de aquel entonces inyectó más de 100.000 euros para reformar el inmueble y adaptarlo a la nueva realidad incorporando personal como un médico, podólogo, enfermero, fisioterapeuta,trabajador social y monitores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente