20 de septiembre de 2018
20.09.2018
Santa Pola

La Picola muestra sus ritos funerarios

Arqueólogos retoman un mes la excavación que dará paso a una exposición de restos en el museo

19.09.2018 | 23:02

Campaña de Excavaciones. Arqueólogos de la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de Santa Pola retoman los trabajos arqueológicos en el yacimiento para profundizar en los ritos funerarios y en el comercio.

Santa Pola vuelve a desenterrar su pasado para conocer las joyas arqueológicas y arquitectónicas de lo que fue una parte del Portus Ilicitanus. El departamento de Arqueología de la Universidad de Alicante (UA) en colaboración con el Ayuntamiento y el Museo del Mar retomaron ayer las excavaciones arqueológicas en La Picola, cerca de la Avenida de Salamanca, después de la campaña del año pasado donde se hizo toma de contacto tras una década paralizados los trabajos.

En estas jornadas un equipo de tres directores y una veintena de estudiantes seguirán profundizando durante un mes en tres sectores diferenciados en el enclave. El primero será la necrópolis, ya que tras los primeros hallazgos se determinó que el lugar siguió este rito funerario en época cristiana durante el siglo tercero y cuarto, como lo demuestran las sepulturas y cuerpos de seis individuos que han sido descubiertos junto al ajuar.

Los cálculos apuntan también a que sobre el terreno hay un nuevo almacén portuario, que quedó a mitad de excavación, teniendo en cuenta que esta era una zona de influencia del Portus donde convivieron en el espacio un conjunto de calles, viviendas, cisternas para el agua y centros de almacenaje previos a la necrópolis, al igual que una factoría de salazones de época cristiana que revela la importancia industrial de la zona, explicada tras los hallazgos de balsas de decantación, ánforas, restos óseos de pescado o la existencia de un horno.

El último punto de estudio será el foso del fortín ibérico que en época romana se utilizó como basurero. Al margen de esta investigación los responsables, entre ellos el catedrático de arqueología Jaime Molina junto a Juan Francisco Álvarez y Daniel Mateo, destacan la importancia de este yacimiento que está excavado al 90%, sólo la parte vallada, porque podría extenderse hasta la playa y el Palmeral, apuntan. Para seguir indagando señalan que es posible que en los próximos meses se realice otro estudio de georradar en 3D en los exteriores del cementerio y el límite de La Picola, para completar la información y buscar más vínculos con los restos bajo el mercado de Viguetas, donde podría haber un muelle y más almacenes portuarios. Desde el Museo del Mar anuncian que al cierre de la campaña abrirán una exposición temporal con los restos de las tumbas y ajuar hallados en los últimos años ya que el material está almacenado y no se ha presentado con un discurso museográfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente