15 de septiembre de 2018
15.09.2018

Un incendio arrasa una nave llena de látex y moviliza a treinta bomberos en Crevillent

Las llamas acaban con 3.000 metros cuadrados de una empresa dedicada a la fabricación de almohadas del polígono del Boch. El fuego originó una gran columna de humo que alertó a los vecinos

15.09.2018 | 15:04
Un incendio arrasa una nave llena de látex y moviliza a treinta bomberos en Crevillent
Un incendio arrasa una nave llena de látex y moviliza a treinta bomberos en Crevillent
Un incendio arrasa una nave llena de látex y moviliza a treinta bomberos en Crevillent
Un incendio arrasa una nave llena de látex y moviliza a treinta bomberos en Crevillent
Los vecinos de Baix Vinalopó y la Vega Baja se vieron ayer sobresaltado a las 14.15 horas ante una gran columna de humo negro que se veía en Crevillent. El motivo, un incendio que sobre esa hora se declaró, a la vez que llovía con intensidad, en una fábrica de almohadas de látex. El fuego se originó en una nave de una empresa ubicada en el polígono del Boch, en la calle Les Moreres, muy cerca de Elche, por lo que la columna de humo se apreciaba con mucha claridad por toda la carretera Nacional 340.  
 
El material de la fábrica, látex, complicó y mucho las labores de extinción de los bomberos. De hecho las llamas se propagaban con mucha rapidez. Fue por este motivo, por el que se hizo necesario movilizar a numerosos efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos. En la zona llegaron a trabajar 30 efectivos de los parques de Elche, Crevillent, Almoradí y Orihuela. También se desplazaron los efectivos que estaban en el retén de Santa Pola.  
 
A medida que fueron transcurriendo las horas el fuego se dio por perimetrado, pero las llamas seguían saliendo del material, que es altamente inflamable. De hecho, comentaban los vecinos que se acercaban a ver de cerca el operativo, «no es la primera vez que se incendia esta empresa. Hace unos años pasó algo similar».  
 
Las grandes llamas y la espesa columna de humo levantó una gran expectación y preocupación entre los vecinos y no solo de Crevillent, ya que el fuego se podía apreciar claramente desde Elche y otras poblaciones cercanas. 
 
El trabajo de los bomberos se extendió durante muchas horas. A las 17.30 horas, tres horas después de que se declarasen las llamas, se consiguió perimetrar el siniestro, que afectó a un total de 2.800 metros cuadrados, principalmente a una nave en la que había varias vías de fabricación de productos de látex.  
 
Al cierre de esta edición los bomberos seguían trabajando en la zona, aunque con menos medios, ya que los efectivos que se desplazaron desde Orihuela y Almoradí volvieron a sus bases para poder atender las salidas que iban surgiendo en sus zonas. En el incendio se quedaron los efectivos de los parques de Elche y Santa Pola, con el objetivo de dar por controlada la situación.  
 
Se dio el caso de que, poco después de llegar al lugar del siniestro, uno de los nueve camiones que se desplazaron a Crevillent tuvo que acudir al incendio de un vehículo en la autovía A-7 en Elche, a escasos kilómetros del polígono del Boch de Crevillent.  
 
En el incendio de Crevillent, además de los bomberos, también estuvieron trabajando efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil, que centraron su labor en prestar apoyo a los bomberos y regular el tráfico de vehículos por la zona afectada, que da acceso a viviendas rurales. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente