06 de julio de 2018
06.07.2018
Crevillent

La biblioteca cierra por obras en vacaciones

El Ayuntamiento clausura la sala Enric Valor por medidas de seguridad a unos días de empezar los trabajos para sustituir el techo y mejorar la insonorización

05.07.2018 | 22:16
Libros amontonados a las puertas de la Biblioteca Enric Valor de Crevillent, cerrada por las obras.

Parte de los fondos bibliográficos se llevarán a la Casa de Cultura y al Centre Jove.

El calor aprieta en Crevillent y una de las instalaciones culturales echan el cierre para volver con aires renovados de las vacaciones de verano. Es el caso de la Biblioteca Municipal Enric Valor, que durante esta semana el Ayuntamiento ha clausurado las instalaciones para ejecutar los próximos días unas obras de acondicionamiento del inmueble para mejorar la insonorización y el aislamiento térmico.

Los técnicos están trasladando parte del material para seguir con los préstamos y los ciclos de lectura que ahora se encuentran en las dependencias de la Casa de Cultura José Candela Lledó y el Centre Jove, donde se ha redirigido el personal de la biblioteca con el material informático y el arco de seguridad.

Desde la concejalía de Cultura apuntan que la intención es que durante el verano se ejecuten los trabajos, para que a la vuelta de vacaciones esté operativa, aunque el plazo estimado de ejecución según la memoria técnica es de cuatro meses. Añaden que con el cierre del edificio no se pierde el servicio de préstamo durante la temporada estival, ya que si bien una parte de los fondos quedan confinados, se han adaptado tres salas en la Casa de Cultura y el Centre Jove para que a partir del lunes, por ejemplo, aquellos que estén opositando puedan consultar el material instructivo para preparar las pruebas, con publicaciones de oposiciones y legislación que pueden revisar en una sala de estudio.

En estos espacios se ha improvisado, además, una sección para novelas de adultos, parte de la sección local de Crevillent y libros de jardinería, cocina e idiomas. Por otro lado también están las listas más solicitadas con novedades y una sala con obras infantiles.

La biblioteca municipal se enclava en un edificio protegido en la calle Virgen del Carmen que data de 1926, asentado sobre el antiguo lavadero público. La última gran reforma se hizo hace 30 años y después puntualmente se han hecho mejoras para que cumpla con los criterios de accesibilidad. Con este proyecto se pretende rehabilitar el interior y el exterior del edificio, de 621 metros cuadrados útiles repartidos en las dos plantas, sobre todo renovando las tejas de la cubierta inclinada de la biblioteca, porque están deterioradas y no tienen el aislante térmico necesario para que el edificio sea eficiente.

Aún así, la parte estructural del techo no se cambiará y la inclinación de las tejas será la misma, de unos 50 grados. Otras de las mejoras que traerá la remodelación es una nueva puerta de acceso, reposición del sistema de ventilación interior y nuevos ventanales con doble acristalamiento, que permitirá aislar térmica y acústicamente el entorno,para que los usuarios estudien con más tranquilidad sin escuchar el bullicio del exterior.

El contrato de obras ha sido adjudicado a la empresa Teccon Lahoz por 165.289 euros, un importe que sale de las inversiones financieramente sostenibles del superávit del año anterior. Próximamente empezarán las obras, y con la mejora de las instalaciones, la asignatura pendiente ahora será que la Enric Valor se incluya en la Red de Bibliotecas de la Comunidad Valenciana para tener servicios como consulta online, pero para ello el personal debe entrar en la categoría profesional A1 y esos puestos, por el momento, no están cubiertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine