13 de enero de 2018
13.01.2018

El Realengo quiere más servicios

Los vecinos reclaman mayor control policial y la creación de espacios de ocio tanto para jóvenes como para adultos

12.01.2018 | 22:13
El Realengo, una de las pedanías más grandes de Crevillent.

Quejas. Seguridad y ocio son los dos reclamos más repetidos entre los vecinos de El Realengo, una de las pedanías más grandes de Crevillent. Los residentes, que han visto mermarse la población en los últimos años, solicitan más lugares de ocio, tanto para jóvenes como para mayores, con el fin de incentivar la permanencia de las familias. Además, piden mayor seguridad policial para evitar el aumento de robos, que denuncian que se ha producido.

Más servicios en el municipio es el reclamo principal de los vecinos de El Realengo, una de las pedanías más grandes de Crevillent. Pese a que los habitantes están contentos con los servicios de limpieza o la tranquilidad que ofrece el lugar, solicitan un mayor control policial y más oferta de ocio, tanto para pequeños y jóvenes como para mayores.

El Realengo es una pedanía de 329 habitantes, según los datos del INE del año 2016, por lo que existe una limitación de servicios públicos como la sanidad, los comercios o la seguridad ciudadana. De hecho, esta última es uno de los reclamos que más se repite entre los vecinos. Aunque algunos de los habitantes consideran que no es necesario incrementar la seguridad porque todos se conocen, la gran mayoría cree que es indispensable que haya un agente de la Policía Local de manera continuada en el lugar. El motivo principal que señalan es el aumento de robos en los últimos meses.

Así, varios residentes de El Realengo denuncian que han sufrido robos en sus domicilios, algunos, incluso, cuando se encontraban en sus propias casas. Pero los ladrones no solo acceden a las casas de la pedanía y de las inmediaciones, sino que también atacan a las personas que pasean por las calles, aseguran. Sobre todo, a la gente mayor para robarles las joyas y los objetos de valor, según destacó uno de los vecinos.

Además, el número de habitantes se ha ido reduciendo con el paso de los años porque las personas mayores faltan y los jóvenes se van a las localidades vecinas, en gran parte de las ocasiones, por motivos laborales. Por eso, otro de los reclamos es la creación de espacios de ocio para los vecinos de todas las edades y la promoción de actividades lúdicas y culturales en esa zona del municipio, ya que los más pequeños pasan el tiempo en el parque y los mayores en el bar jugando a las cartas.

Por ello, los adolescentes reclaman más lugares de ocio para ellos, porque cuando quieren hacer alguna actividad en su tiempo libre tienen que ir a otras localidades, según destacó una joven. Además, otro chico de esta partida considera que deberían mejorarse las zonas infantiles, así como los espacios deportivos para los más pequeños.

Los residentes también solicitan mejorar varios elementos de la pedanía. Así, algunos piden el arreglo de las fuentes municipales, ya que alguna de las instaladas en las zonas públicas no funciona, y varias están rotas, o el arreglo de los caminos cercanos. De hecho, las vías de acceso están en buenas condiciones, pero los que se encuentran a más de dos kilómetros del núcleo urbano están en mal estado, por lo que es importante el mantenimiento de las carreteras, según destacó un vecino. Otro de los reclamos es la mejora de la combinación de los transportes públicos, ya que muchas de las personas que habitan la zona son personas mayores que no disponen de vehículo propio y han de pedir a sus hijos o a otros vecinos que les faciliten las cosas que no encuentran en el municipio, según afirmó otra de las mujeres que vive en El Realengo.

Además, los vecinos destacan que la creación de espacios de ocio o el aumento de los servicios que oferta la escuela, como inclusión de jardín de infancia o de comedor escolar, son una buena herramienta para incentivar la permanencia de las familias en esta zona de la localidad crevillentina, ya que muchas se mudan a otras áreas o municipios y, de las que permanecen, varias llevan a los niños a centros escolares de otros puntos.

Con todo, los habitantes destacan el buen estado de la pedanía, como consecuencia de la mejora en los servicios de limpieza, que mantienen la higiene de las calles. Una reclamación de los vecinos durante años. Además, la totalidad de la partida cree que es un buen lugar para vivir, por la tranquilidad que ofrece. Así, algunos de los jóvenes quieren continuar viviendo en El Realengo porque es un enclave apacible .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine