07 de enero de 2018
07.01.2018
Santa Pola

Stop al lanzamiento de caramelos en Santa Pola

Durante el recorrido solo se podrá tirar desde los vehículos confeti y serpentinas, ya que los dulces tendrán que ser entregados en mano

06.01.2018 | 22:06
Carroza en el Desfile Multicolor de Santa Pola, en una imagen de archivo.

El Ayuntamiento endurece el control de los desfiles en la vía pública y las medidas de seguridad.

Lanzamiento de confeti y serpentinas, sí. Lanzamiento de caramelos, no. Esta es una de las medidas de la ordenanza reguladora de actividades y espectáculos en vía pública o en espacios abiertos para las carrozas que desfilen en Santa Pola.

Esta ordenanza incluye los condicionantes de seguridad a cumplir por las carrozas en los desfiles, tanto técnicas de los vehículos y de protección de los participantes como de los animales. Así, el Ayuntamiento de Santa Pola ha realizado una regulación práctica que incluya las actuaciones y reformas legislativas de las administraciones estatal y autonómica para refundir en un único texto las diversas normas que regulan el ejercicio de las actividades en la vía pública. El objetivo de la ordenanza es regular los procedimientos de tramitación y control de las actividades y espectáculos desarrollados en la vía pública o espacios abiertos.

Durante el recorrido solo se podrá arrojar serpentina, confeti y objetos similares, por lo que no se permite el lanzamiento de caramelos y productos del estilo, que han de ser entregados a mano por los participantes a pie, para evitar daños entre los asistentes. Por eso, el conductor ha de estar en un habitáculo diferenciado del resto de ocupantes para evitar proyecciones sobre él y, además, debe tener visibilidad, y en el caso de que sea parcial, habrá de estar acompañado por dos personas guía, para impedir lesiones entre el público o los participantes.

Para que se cumplan todos los aspectos de esta ordenanza, el día que se desarrollen los diferentes desfiles, se revisará la documentación de los vehículos, y en caso de que no se aporte toda la documentación, la carroza no podrá participar en el evento. Además, antes del inicio y en cualquier momento del recorrido, la Policía Local inspeccionará las carrozas y controlará las dimensiones de los vehículos, por lo que quedarán fuera del desfile aquellos que superen las dimensiones máximas exigidas, y controlará el lanzamiento de objetos, para que se ajusten a las normas establecidas.

Así, respecto a las medidas de seguridad, todos los vehículos destinados al transporte de personas deben estar construidos de manera que ofrezcan una protección eficaz contra el empotramiento de los vehículos que puedan chocar, así como estar equipados con sistemas que impidan que los peatones se introduzcan bajo sus ruedas. Además, si transportan personas, deberán de llevar barandillas de, al menos, 0,90 metros de altura, que no pueden ser escaladas con facilidad por los niños y no se permitirá una distancia superior a 20 metros entre los vehículo o grupos participantes en el desfile.

En cuanto a los elementos técnicos que han de cumplir las carrozas, los neumáticos no deben presentar deformaciones ni desgastes, el vehículo deberá disponer de frenado de servicio, de socorro y de estacionamiento y el sistema de alumbrado habrá de estar en perfecto estado. Los técnicos municipales también comprobarán que la carroza cuente con extintores para actuar en posible caso de incendio, y que la masa y las dimensiones no sobrepasen las medidas establecidas, ya que la masa no debe comprometer la estabilidad del vehículo ni perjudicar las obras y plantas o árboles de la vía. Además, los equipos de sonido deberán ir colocados en la parte posterior de la carroza, los altavoces dirigidos hacia el siguiente vehículo, y sólo podrán estar en funcionamiento durante el recorrido del desfile.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine