15 de noviembre de 2017
15.11.2017

Fallece el empresario crevillentino Joaquín González Durán a los 77 años

Su carácter emprendedor le hizo pasar de pastor, siendo un niño, a fundador de varias firmas, sobre todo vinculadas al sector auxiliar del calzado

14.11.2017 | 22:17
Joaquín González Durán en la Canyà dels Carafals (Barranc Fort).

Hace ahora un año presentó su primer libro: «Pasaetes del poble».

El empresario Joaquín González Durán fallecía ayer a los 77 años y será enterrado hoy tras una misa en su memoria que se celebra a las 11 horas en la iglesia de la Santísima Trinidad. Joaquín González, conocido como «Joaqui El Carafal», fue un crevillentino muy interesado y vinculado con la Sierra, la historia, la cultura y las tradiciones del municipio, especialmente con su Semana Santa y el Rosario de la Aurora, cofradía de la que fue vicepresidente hasta el día de su fallecimiento.

En cuanto a la celebración pasional, Joaquín González era cofrade de El Prendiment, el Traslado al Santo Sepulcro, el Cristo de El Perdón y de la Buena Muerte y el Santísimo Cristo Yacente, cofradías con las que participaba activamente.

Fue miembro de la Tertulia Artístico Literaria El Cresol. En la revista Harmonía de esta sociedad cultural publicó diversos artículos referidos a la historia de Crevillent y de sus gentes. Además, fue colaborador habitual de El Periòdic del Poble, donde ensalzaba la memoria de distintas personas de la localidad que, de otra manera, hubieran quedado en el olvido. En sus textos recordó a familias de antiguos ganaderos de Crevillent, a la Tía Tereseta, a Vicente Martínez «El Cacharrero», a Antoniet «El Cañahueco», a Antonio Penalva o a Juanico «El del carro del hielo». En estos artículos también destacó parajes de la sierra crevillentina como la Penya Negra, la Moeixa, Les Canteres o la mina La Sal.

Inicios


Comenzó su vida laboral cuando tan sólo era un niño, como pastor, y se convirtió en empresario más adelante, principalmente en el sector auxiliar del calzado, aunque antes fue ganadero. La primera de las empresas que fundó fue Adetex y en los años posteriores otras como Comercial Látex SL, Gondur SL, Viscodescans SL y Plantillas Ortopédicas SL. Colaboró y apoyó económicamente numerosas iniciativas culturales y sociales. Hace ahora un año publicaba su primer libro «Pasaetes del poble», en el que se recogían todos los artículos publicados a lo largo de su extensa trayectoria. En el salón de actos de la Cooperativa Eléctrica hizo la presentación. En el acto, familiares, amigos y numerosos miembros de la cultura y la sociedad crevillentina, lo homenajearon con una merecida y conmovedora ovación. En el deporte, González destacó en el ciclismo, su gran afición.

Joaquín González «El Carafal» será siempre recordado en Crevillent por ser un gran contador de historias de su pueblo, un apasionado de la tradición, la historia crevillentina y el sentimiento cofrade. Joaquí El Carafal deja un profundo vacio en el mundo de la cultura local y en el tejido empresarial de Crevillent, pueblo al que siempre llevó por bandera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine