13 de noviembre de 2017
13.11.2017

Un hospital para aves de Las Salinas de Santa Pola

Niños y mayores participan en una iniciativa educativa y ambiental en el Museo de la Sal

12.11.2017 | 22:32
El veterinario y un niño liberan a un ave recién recuperada.

Concienciación. Las Salinas de Santa Pola fueron testigo de una suelta de aves recién curadas de sus heridas tras pasar por el Centro de Recuperación de animales de la provincia y, a la vez, se convierten ahora en hogar para estos residentes.

Las Salinas de Santa Pola tienen en su haber una gran multitud de aves y animales que, en muchas ocasiones están en peligro de extinción. La muerte de uno de estos animales puede suponer una gran pérdida para el futuro de la biodiversidad y el ecosistema natural.

¿Qué pasa cuando alguno de estos animales enferma o sufre algún percance dentro del área del Parque Natural? Pues que son transportados a su propio hospital de animales para proceder pronto a su rehabilitación.

En Santa Pola, en concreto, en las charcas de Múrtulas al lado del Centro de Interpretación Museo de la Sal se realizó recientemente una suelta de aves ya recuperadas, después de un período de ingreso en el Centro de Recuperación de Fauna de la Santa Faz de Alicante. Algunas gaviotas fueron puestas en libertad después de pasar un período de rehabilitación. Además, los asistentes al evento, lleno de niños pequeños, pudieron tocar y ver de cerca un ave tan impresionante como el halcón. Los Centros de Recuperación de fauna de la tienen como misión principal la acogida y rehabilitación de animales silvestres autóctonos que, por diversos motivos, -electrocuciones, intoxicaciones, heridas producidas por choques o disparos- han perdido la capacidad de desenvolverse con normalidad en la naturaleza.

El objetivo básico es, por tanto, la recuperación de estos animales en el menos tiempo posible para liberarlos en su medio. El profesor de la Universidad de Murcia y veterinario del Centro de Recuperación de Fauna de la Santa Faz, Pedro Mojica, explicó a los asistentes las funciones, instalaciones de las que disponen, procedimientos y formas de actuación para la recuperación de animales salvajes.

El momento más esperado por los asistentes al Museo de la Sal, fue la suelta de aves, después de conocer detalles de las funciones que desempeñan los halcones en el aeropuerto o tras conocer qué importantes seres vivos conviven cerca de los humanos en su entorno natural.

La jornada sirvió para acercar a los asistentes a un entorno salvaje y, muchas veces desconocido pero inseparable a los humanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine