17 de diciembre de 2016
17.12.2016

Trabajadores de Correos denuncian que la falta de personal afecta al servicio postal

Santa Pola y Crevillent piden refuerzos para cubrir la campaña de Navidad ante la previsión de un incremento del 400% de la paquetería

16.12.2016 | 23:26
La oficina de Correos de Crevillent, en una imagen de archivo.

El mes de diciembre es especialmente intenso para los trabajadores de Correos. Santa Pola y Crevillent ya han notado el incremento de envíos y de reparto que se corresponde con un aumento de paquetería de hasta un 400% en ambos municipios. La temporada intensa de reparto empieza en apenas unos días y no acabará hasta después de Reyes. Las oficinas de Santa Pola van cumpliendo con el reparto establecido sin mayores incidencias con un refuerzo de plantilla temporal, aunque perdieron cuatro trabajadores de un equipo de 22. Crevillent ve su situación más comprometida. Y es que, según denuncian desde el Sindicato Solidaridad Postal (SSP), por el momento la oficina crevillentina ya acumula en sus dependencias entre 18.000 y 20.000 bultos sin repartir a consecuencia de retrasos producidos por la falta de refuerzos para cubrir las bajas de los trabajadores. En la semana del puente de la Constitución llegaron a trabajar con hasta cinco secciones menos de las habituales.

El secretario sindical de SSP, Pere Cantó, afirmó que esta situación puede incrementarse a medida que llega el aumento de reparto y trabajo con la proximidad de las fechas navideñas y, por ello, solicitan un refuerzo de cuatro o cinco personas para poder sacar adelante el servicio en estas fechas. «Ahora tenemos casi 20.000 bultos acumulados en retrasos que tardarían unos cuatro días de jornada completa para solventarse, pero sin más personal en unas condiciones de trabajo adecuadas, no se va a conseguir reducir este retraso», afirmó Cantó. Los trabajadores realizaron el reparto de la semana del puente, con varios días festivos entre ellos, con entre 4 y 5 personas menos en servicio y esta situación se estiró durante 9 días, según denuncian desde SSP.

Así, aunque ahora estén con la plantilla completa, el reparto diario ordinario no se puede llegar a hacer por completo porque tienen que asumir los retrasos y dar prioridad al servicio de urgencia, la paquetería urgente y cartas del extranjero.El servicio postal crevillentino cuanta con un total de diez secciones más una rural. Cada persona puede llegar a acumular al día aproximadamente 120 avisos urgentes que repartir en el día sin contar la paquetería y los envíos ordinarios. «Como hay que dar prioridad a las urgencias, las cartas ordinarias no llegan y los vecinos llegan a las oficinas con quejas», aseguró Cantó.

Para el sindicato, la solución pasa por incorporar personal para cubrir las bajas largas y asegurar los relevos ante imprevistos. «Los contratos que se realizan son de corta duración y deberían ser indefinidos». En la oficina de Crevillent habría entre 4 o 5 puestos por cubrir pero a nivel provincial existen entre 250 y 300 vacantes que deberían atenderse para cumplir on un reparto adecuado.

«Las condiciones de los trabajadores y su contexto ha cambiado y es necesario un refuerzo», aseguraron desde la sindical en nombre de los trabajadores. Asimismo, denuncian que la falta de personal incide en un peor servicio y en aumento de estrés, presión laboral y accidentes laborales.

«En Crevillent tenemos a un trabajador de baja por incapacitación que sufrió tres accidentes laborales a lo largo de dos años», confirmó el secretario sindical de SSP. Los trabajadores también se encuentran molestos con la actuación de las mutuas a la hora de atender los problemas de salud de los trabajadores. «En muchas ocasiones otorgan el alta de manera precipitada. Tenemos denuncias puestas y varias sentencias judiciales que nos dan la razón en estos casos», aseveró Cantó aportando como ejemplo el caso de una trabajadora que percibirá el 100% de su salario en una baja temporal tras extinguirse su contrato.

Correos

Desde Correos aseguran que han contratado personal de refuerzo para hacer frente a la carga de trabajo por la tradicional campaña de paquetería de Navidad,para evitar la situación de atasco en las oficinas y que se atendió y cubrió las bajas en Crevillent en anteriores ocasiones de manera efectiva.

Por su parte, la directora de la oficina de Correos en Santa Pola, Mari Domi del Álamo, consideró normal la situación y el volumen de trabajo en las fechas navideñas.

No obstante, desde la Intersindical Valenciana de Correos afirman que los trabajadores de Santa Pola también cuentan con menos personal y que se eliminaron cuatro puestos de trabajo. «La acumulación de correos y el estrés laboral es algo generalizado en la delegación que nos ocupa, que registra retrasos en la Vega Baja y Elche. En otras oficinas, como Santa Pola, por el momento van capeando el temporal ante la falta de recursos», según declararon desde la Intersindical.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente