30 de junio de 2015
30.06.2015

Crevillent amplía la recuperación de los restos arqueológicos en San Cayetano

El proyecto de conservación ha sacado a la luz signos de una civilización permanente que habitó junto a la ermita en el siglo XVII

29.06.2015 | 21:46
Crevillent amplía la recuperación de los restos arqueológicos en San Cayetano

Crevillent seguirá con la recuperación de los restos arqueológicos encontrados en el parque de montaña de San Cayetano tras finalizar la primera actuación de conservación en la zona y sacar a la luz un antiguo poblado. El alcalde, César Asencio, anunció ayer una nueva intervención, ya que se han encontrado con una mayor superficie bajo tierra de la antigua civilización que habitó junto a la ermita durante el siglo XVII.

Según el primer edil, estas obras complementarias se financiarán con el sobrante de la baja del proyecto, utilizando el remanente del canon medioambiental que estaba afecto al fin de esta actuación.

Los trabajos consistirán en ejecutar la parte cubierta del aljibe y su adecuación para su uso como espacio ambiental, se consolidará parte del muro noreste y se evacuará mediante drenaje el agua de escorrentía. También se tratarán y arreglarán las dependencias cercanas a la ermita y se pavimentará el entorno. El importe total de estas obras complementarias asciende a la cantidad de 49.997,35 euros y se suman a los 180.796,95 euros que el Ayuntamiento ha invertido en la primera actuación.

La recuperación inicial de la zona ha supuesto un auténtico hallazgo para Crevillent a lo largo de los últimos ocho meses. Desde el Ayuntamiento destacaron que las obras de acondicionamiento ejecutadas han sido muy importantes porque han significado la recuperación del antiguo poblado que se asentó alrededor de la ermita, cuyos restos con casas-cuevas y estructuras han salido a la luz en parte, gracias a las obras de limpieza y restauración realizadas. La investigación ha permitido descubrir una comunidad de montaña, organizada en torno al agua de un manantial aislado, en un lugar perdido en la sierra, alejado de las enfermedades y bajo la protección de una ermita.

El alcalde apuntó que «por el interés histórico y arqueológico, se hacen estas obras complementarias, para desarrollar el resto de catas arqueológicas y ejecutar el proyecto de recuperación y restauración del nuevo poblado descubierto». Las obras de acondicionamiento empezaron en noviembre de 2014, bajo la dirección del arquitecto Juan María Boix, redactor del proyecto y en ellas se ha encontrado una extensión de los restos de construcciones alrededor de la ermita con aparente asentamiento de poblado permanente. Se han consolidado los hallazgos encontrados y se ha estabilizado el aljibe con parte de sus dos bóvedas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine