17 de enero de 2012
17.01.2012
Crevillent

Un joven asegura que un médico se negó a atenderle por hablar en valenciano

El usuario acudió al centro de salud con fiebre y se marchó porque el facultativo no le comprendía

17.01.2012 | 01:00
El joven ante el centro de salud de Crevillent con la queja presentada.

Un vecino de Crevillent, Jesús A. P., ha presentado una reclamación ante la Conselleria de Sanidad en la que denuncia que el pasado día 6 de enero el médico de guardia del centro de salud de Crevillent se negó a prestarle asistencia sanitaria porque no entendía el valenciano, una de las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana. Concretamente el valenciano es la lengua que utiliza Jesús y que, según apuntó en la reclamación, "cualquier ciudadano puede utilizar para dirigirse a la Generalitat según la Ley 4/1983 de Uso y Enseñanza del Valenciano".
El afectado explicó que "acudí al centro de salud de Crevillent con 38 grados de fiebre y malestar general, pero, cuando empecé a explicárselo al médico, éste me dijo que si le hablaba en valenciano no me entendía". Sin embargo, explicó Jesús, "sí que me entendió cuando, en valenciano, le pregunté si había otro médico que entendiese el valenciano, a lo que me contestó que él era el único médico que había en ese momento".
El vecino aseguró que, "pese a que dijo no entender el valenciano, sí que supo que le pedía una hoja de reclamaciones y de malas maneras llamó a la celadora para que me diese una hoja de reclamaciones porque según le dijo a ella, "quiere que le atiendan en valenciano", cuando lo único que yo quería era poder expresarme en valenciano. En ningún momento pedí que me hablasen en valenciano". Jesús también denunció que las palabras de la celadora al conocer el motivo de la reclamación fueron "¡Ay, qué gracia!".
Además de este hecho, Jesús ha aprovechado la hoja de reclamaciones para advertir que cuando llegó al servicio de Urgencias del centro sanitario de Crevillent fue atendido por el vigilante de seguridad. "Fue el vigilante de seguridad el que tomó nota en el ordenador de mis datos y el motivo de mi visita, en lugar de hacerlo la celadora o la enfermera", aseguró.
La intención de Jesús al presentar esta queja es, según explicó ayer él mismo, "que ningún crevillentino vuelva a ser tratado como lo fui yo, y que si hablan en valenciano puedan hacerlo con libertad como dice la ley".
No obstante, desde Acció Cultural del País Valencià se han hecho eco de esta queja y ayer explicaron que, "ante la gravedad del caso, el servicio jurídico de Acció Cultural del País Valencià estudia la posibilidad de presentar una denuncia penal contra los implicados por negar un servicio básico por razones de discriminación lingüística".
Ante esta reclamación formal y la posibilidad de que se presente una denuncia penal, desde la Conselleria de Sanidad confirmaron ayer, a través de un comunicado, que "se recibió una queja el pasado 9 de enero de un paciente que acudió a Urgencias del centro de salud de Crevillent" y que, "ante la imposibilidad de ser atendido en valenciano, interpuso una queja en la que afirma que se le negó la asistencia". Por ello, el Departamento de Salud del Vinalopó, gestionado por Vinalopó Salud, lamentó "las molestias que le pudiera causar al paciente al no poder ser atendido en valenciano", pero, a su vez, negó que "no se le prestara asistencia sanitaria por ser valenciano-hablante".
Finalmente, desde el Departamento de Salud del Vinalopó lamentaron que "del mismo modo se ponga en duda la profesionalidad de los trabajadores que velan por la buena salud de la población".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente