27 de julio de 2010
27.07.2010
Crevillent

El Ayuntamiento mejora la ventilación en el Primo de Rivera

El proyecto, que cuesta unos 30.000 euros, elevará el tragaluz que recorre uno de los dos edificios del colegio

27.07.2010 | 02:00

El Ayuntamiento de Crevillent está aprovechando el período de vacaciones escolares para realizar obras de mejora en el colegio público Primo de Rivera. Concretamente, en este centro se está llevando a cabo un proyecto de elevación de la cubierta del tragaluz de uno de sus dos pabellones.
El concejal de Obras, Manuel Moya, explicó que "la finalidad de este proyecto es conseguir una ventilación adecuada para que la concentración del aire caliente que se acumula actualmente se disipe". Para ello, el proyecto contempla la elevación de la cubierta del tragaluz así como la colocación de unas ventanas correderas en los laterales, con sus correspondientes mosquiteras.
Al mismo tiempo, Manuel Moya explicó que "se reforzará la lámina impermeable de la cubierta más elevada, se repararán las humedades existentes en distintos puntos y las fisuras de retracción en los parámetros verticales interiores del tragaluz".
La superficie de actuación de la rehabilitación es de 84 metros cuadrados sobre el hueco del tragaluz, que tiene una longitud de 26 metros lineales al abarcar prácticamente todo el edificio escolar que ocupan los cursos inferiores de Primaria.
Desde el Ayuntamiento indicaron que "la ventilación actual es a través de tres rejillas muy pequeñas y no existe ventilación cruzada, al estar las rejillas en el mismo lado". Con la solución proyectada habrá veinte nuevas rejillas de mayor superficie que las actuales. Además, se van a repartir por varios puntos del tragaluz, quedando unas frente a las otras, con lo que se garantizará la circulación cruzada del aire exterior. Según explicó el edil de Obras, "con esta actuación pasaremos de tener una superficie de ventilación actual de 0,36 metros cuadrados a una ventilación cruzada de 10,80 metros cuadrados".
Esta es una actuación que tiene una especial dificultad técnica y, sobre todo, requiere especiales medidas de seguridad, según indicaron, "al estar el colegio en funcionamiento con alumnos en clases extraescolares de verano y también al tener que montar un andamio tubular para trabajar en el techo, además de utilizar grúas telescópicas que faciliten la ejecución y rapidez de los trabajos".
El presupuesto total del proyecto es de unos 30.000 euros y está previsto que el mismo esté finalizado antes de que se inicie el próximo curso escolar, en el mes de septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine